sábado, 16 de diciembre de 2017

¿Febrero en Islandia? ¡Sí! - Viaja a Islandia en invierno

Es complicado elegir el momento idea para visitar Islandia ya que cada mes y estación tiene su propio encanto. El mes de febrero te hará sumergirte de pleno en el auténtico invierno islandés, a veces clemente y otras, no tanto. Lo que sí que es seguro es que siempre es precioso. Así que si lo que buscas es disfrutar de una experiencia invernal, la atmósfera que regala febrero te ayudará.

¿Febrero en Islandia? ¡Sí! - Viaja a Islandia en invierno

Las temperaturas medias durante este mes suelen estar entre los -2ºC y los 2ºC. Son unas temperaturas bastante asumibles… ¡A menos que sople el viento, claro! Las tormentas de nieve suelen ser bastante comunes por estas fechas, pero también tienen su encanto. El sol suele salir sobre las 10 de la mañana y se vuelve a poner sobre las 17:00, así que dentro de lo que cabe tendrás tiempo suficiente para disfrutar de los paisajes islandeses.

¿Febrero en Islandia? ¡Sí! - Viaja a Islandia en invierno

En invierno, los caminos y senderos que llevan a las tierras altas (Highlands) están inaccesibles y el único camino que está abierto es la ruta número uno y no siempre ya que a veces también podrás encontrártela con trayectos cerrados por algunas horas si ha habido alguna tormenta importante. Si sólo tienes planeado conducir por la carretera principal, no es obligatorio llevar un 4x4, pero un coche grande sería bastante recomendable.

¿Febrero en Islandia? ¡Sí! - Viaja a Islandia en invierno

Ver los paisajes completamente nevados es algo que se debería experimentar y si viajes en febrero seguramente podrás disfrutar de ellos. Procura no quedarte solamente en la capital, si tienes oportunidad de explorar, ¡hazlo!. En caso de que no te encuentres cómodo conduciendo con nieve, siempre puedes mirar alguna excursión que te lleve al norte o al oeste de Islandia. Otra gran experiencia que pues considerar es visitar Landmannalaugar en invierno ¡Es totalmente mágico!

¿Febrero en Islandia? ¡Sí! - Viaja a Islandia en invierno

El mes de febrero es la oportunidad perfecta para observar las auroras boreales si el cielo está descubierto. El tiempo en este mes es bastante impredecible y suele haber más nubes y lluvia / nieve que en otros meses, pero si el cielo está descubierto, podrás disfrutar al completo de esta experiencia invernal. Las actividades suelen estar totalmente disponibles, desde motos de nieve, auroras boreales, trineos de perros, paseos por la ciudad y el campo además de descubrir la vida cultural que se cuece por estas épocas.

¿Febrero en Islandia? ¡Sí! - Viaja a Islandia en invierno

Ya lo hemos dicho mil veces, pero es que no nos cansamos ¡id a la piscina! Es una forma magnifica de experimentar algo característico de la cultura islandesa. Imagínate meterte en una piscina a 40º rodeado de nieve y oscuridad ¡tremendo! Si prefieres una experiencia algo más lujosa, puedes ir al Blue Lagoon o Mývatn.

¿Febrero en Islandia? ¡Sí! - Viaja a Islandia en invierno

Si pasas poco tiempo en la capital, puedes aprovechar el festival “Luces de invierno” (Winter Lights Festival), que ofrece todo tipo de eventos relacionados con esta estación además de conciertos, exhibiciones durante varios días por todo Reikiavik. Para los amantes de las películas, está el Stockfish Film Festival que hará las delicias de los amantes del cine independiente. Si eres más de música, entonces tendrías el Festival de Blues de Reikiavik o el Sonar festival si lo tuyo es más la electrónica.

¿Febrero en Islandia? ¡Sí! - Viaja a Islandia en invierno

En febrero, el Þorrablót se celebra por todo el país. Son reuniones familiares con tus amigos y comunidades en las que la gente baila, canta y come platos tradicionales (incluyendo cabeza de carnero y ballena agria) Si tienes la suerte de que te inviten, no te pierdas la oportunidad de celebrar un verdadero festival islandés.

¿Febrero en Islandia? ¡Sí! - Viaja a Islandia en invierno

Alejandro, Islandia24
© 2017 por Islandia24

martes, 12 de diciembre de 2017

La Reykjavík olvidada. 5 Lugares que ya no podrás visitar

Ya hemos tratado en otros posts los sitios que no te puedes perder de la capital, aquellos lugares que siempre han estado ahí y continúan prosperando. Pero la capital islandesa es una ciudad en evolución constante y el flujo reciente de turistas la ha trasformado notablemente. Aquí te guiaremos por las calles de Reikiavik de hace unos años para hablar de las cafeterías y otros lugares que hemos perdido… y en qué se han convertido.

La Reykjavík olvidada. 5 Lugares que ya no podrás visitar

Tiú drópar - Laugavegur 27

Esta cafetería era conocida y querida por sus desayunos, sus gofres y su música jazz. Por las noches sobre las 6pm esta cafetería tomaba la apariencia de una brasserie y ofrecía vino y tablas de queso para compartir. El estupendo ambiente de Tiú drópar hacía que este fuera un lugar fascinante para pasar un rato. Este negocio cerró en 2016 después de 30 años y hoy en día es un restaurante Vietnamita.

La Reykjavík olvidada. 5 Lugares que ya no podrás visitar

Sirkus - Klapparstígur 30

Esta pequeña casa que ha protegido a Sirkus a lo largo de muchos años es conocida por aquellos que conocen de sobra la capital. En el siglo XIX era una tienda de alimentación y después se convirtió en bar en 1990. Los nombres y dueños han ido cambiando con los años, desde N1 a Grand Rokk hasta que Sigga "Boston" compró el edificio por 4 millones de coronas (35,000 euros) en el 2000. Entonces este bar pasó a llamarse Sirkus y se convirtió en el escenario ideal para artistas y grupos islandeses. Su público eran mayormente músicos y artistas de la ciudad. Björk cantaba y bailaba aquí frecuentemente, lo que convirtió a este lugar en más famosos aun entre los visitantes, que llegaban a estar hora hacienda cola para entrar las noches de fin de semana.

Este legendario bar cerró sus puertas en 2008, después de 8 años de música y noches memorables. El dueño de este lugar, Sigga, abrió entonces el bar Boston en Laugavegur. Sirkus se ha convertido en una tienda: Macland, donde venden productos informáticos y ahora es parte del complejo hotelero Hilton.

La Reykjavík olvidada. 5 Lugares que ya no podrás visitar

Faktory - Smiðjustígur 6

Este bar, que era un escenario de conciertos, abrió en 2010 y cerro de Nuevo en 2013. Tuvo una vida corta pero suficiente para hacerse un nombre. Faktóry era uno de los mejores lugares de la ciudad para escuchar música en vivo, especialmente para los fans del electro. Este bar se situaba en el corazón de una pequeña plaza cubierta de grafitis donde la gente joven disfrutaba cuando el tiempo acompañaba. En su última noche, el 11 de augusto de 2013, actuaron los miembros del grupo GusGus. Hoy en día Faktóry no existe como tal y todos los edificios que rodeaban esta plaza se han convertido en parte del complejo hotelero Hilton.

La Reykjavík olvidada. 5 Lugares que ya no podrás visitar

Bakkus - Tryggvagata 22

Bakkus era un bar y pub que servía cerveza barata y ofrecia una impresionante seleccion de vodkas. Siempre había algo en Bakkus: un concierto, noche de película, un concurso, una fiesta organizada… Hoy en día el bar Húrra lo reemplaza y mantiene un poco de ese espíritu libre y natural.

La Reykjavík olvidada. 5 Lugares que ya no podrás visitar

Hemmi og Valdi - Laugavegur 21

Se situaba en lo que hoy en día es un excelente cafetería de Reikiavik, Hemmi og Valdi. Te recordaría al salón de tu abuela y era un lugar fantástico para tomar un café o una cerveza. La elección de la música dependía del camarero que trabajara cada día y con un poco de suerte podía escuchar canciones de bandas excelentes como A Silver Mount Zion o HangedUp.

Alejandro, Islandia24
© 2017 por Islandia24

domingo, 10 de diciembre de 2017

¿Dónde esquiar en Islandia? ¡La mejor guía!

A los islandeses les encanta practicar esquí, la isla cuenta con 75 kilómetros de pistas, repartidos por mas de 10 resorts y 42 telesillas que suben a los esquiadores a las montañas a más de 1000 metros sobre el nivel del mar.

¿Dónde esquiar en Islandia? ¡La mejor guía!

Cerca de la capital islandesa, Reykjavik, el resort de esquí de Bláfjöll (las montañas azules) es el más grande del país y muy popular para los turistas. El resort tiene once ascensores y la pista mas grande está muy bien iluminada por la noche. Puedes alquilar tus esquís o apuntarte para recibir clases en la escuela del esquí. Los horarios de apertura están expuestos en la página web oficial, y hay autobuses que llegan al resort desde la cuidad.

¿Dónde esquiar en Islandia? ¡La mejor guía!

El otros resorts en el sur de Islandia son Skálafell (a 45 minutos de Reykjavik, con 3 telesillas); así como el que se encuentra en el glaciar Snæfellsjökull, el cual tiene un ascensor de 450 metros. Para acceder al glaciar, le aconsejamos que lo haga a través de la agencia “Snowcat” que es la que opera en la estación de esquí.

¿Dónde esquiar en Islandia? ¡La mejor guía!

La mayoría de pistas de esquí se encuentran en el norte: Hliðarfjall en Akureyri (4 telesillas), Böggvisstaðafjall en Dalvík (2 telesillas), Tindaöxl en Ólafsfjörður (1 telesilla), Siglufjörður (2 telesillas), Tindastóll cerca de Sauðarkrókur (a 1200 metros) y Húsavik (1 telesilla). Húsavík en particular está muy bien equipado para practicar esquí por la noche y esquí de fondo. También puedes hacer “heli-ski” con la compañía Artic Heli Skiing, que te lleva en helicóptero a las montañas Tröllaskagi para así poder llegar hasta abajo de la montaña.

¿Dónde esquiar en Islandia? ¡La mejor guía!

Los siete resorts en el norte de Islandia están bien equipados e iluminados para esquiar en casí todas los climas. Puedes adquirir los pases 5x5, que permiten la entrada a los 5 resorts del norte de Islandia en 5 días (válido para Akureyri, Dalvík, Ólafsfjörður, Siglufjörður y Sauðarkrókur). El pase para un adulto sería 120 euros, y 45 euros para los menores de 18 años. No es necesario comprarlo con antelación, puedes comprar a la llegada.

¿Dónde esquiar en Islandia? ¡La mejor guía!

En el Este de Islandia, Stafdalur, entre Egilsstaðir y Seyðisfjörður, cuenta con un telesilla de un kilométro de largo y, también ofrece la posibilidad de esquiar de noche. Puedes ir a Oddskarð en la región de Fjarðarbyggð; con 3 telesillas que pueden trasladar hasta 2000 personas por hora. Esta estación cuenta con calles de esquí de fondo, una cafetería y un hostal para 40 personas, pues no en vano es el resort más grande del este del país. Oddskarð se encuentra entre Reyðarfjörður y Neskaupstaður.

¿Dónde esquiar en Islandia? ¡La mejor guía!

¿Cuando?

En el Norte de Islandia, suele haber nieve entre desde Noviembre a Mayo, y en el Sur desde Enero a Abril. De todas maneras, esto puede variar de año en año y de región en región, por lo que sería conveniente informarse justo antes de su llegada.

Alejandro, Islandia24
© 2017 por Islandia24

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Enero en Islandia. ¿Qué hacer en Islandia?

Siempre es complicado elegir el momento más indicado para ir a Islandia ya que todos los meses y estaciones tienen su propio encanto. El mes de enero es el que nos presenta el invierno en su máximo esplendor y marca el comienzo de los meses más fríos, oscuros y llenos de nieve.

Enero en Islandia. ¿Qué hacer en Islandia?

Las temperaturas suelen oscilar entre los -1 y los 1ºC y es el mes más frío de todo el año y las temperaturas pueden llegar a caer hasta los -10C. El sol suele salir sobre las 11 de la mañana y se pone a las 15:00, así que como el día esté gris te puede dar la sensación de que ni siquiera hay luz de día. Este fenómeno tiene su antagonista en el verano, donde las hasta las noches se vuelven brillantes ya que el sol realmente nunca se pone.

Enero en Islandia. ¿Qué hacer en Islandia?

En invierno, las carreteras y senderos que conducen a las tierras altas están inaccesibles, al igual que la mayoría de las carreteras secundarias; siempre es recomendable que verifiques las condiciones de las carreteras la web oficial de carreteras de Islandia. Si piensas conducir por la carretera principal, un 4x4 no es estrictamente obligatorio, pero es muy recomendable. Si se dirige a zonas más del norte, no es recomendable coches pequeños, así que procura buscar uno grande.

Enero en Islandia. ¿Qué hacer en Islandia?

Cuando viajes en enero, no espere hacer el viaje de ida y vuelta a Jökulsárlón solamente en un día o visitar la isla entera por la ruta N1 en solo seis días. Los tiempos de viaje aumentan en alrededor de un tercio cuando se viaja con nieve, hielo y en condiciones de oscuridad. Sin embargo, el paisaje nevado es magnífico y el mes de enero es uno de los más nevados de todo el año. Con cautela y organización, es bastante fácil explorar todo el país en esta temporada. Si no te sientes cómodo conduciendo en la nieve, siempre puedes disfrutar de excursiones que llevan al norte de Islandia, por poner algún ejemplo.

Enero en Islandia. ¿Qué hacer en Islandia?

El mes de enero también te brinda la oportunidad de observar la aurora boreal, eso sí, siempre que el cielo esté despejado. Si quieres maximizar las opciones de verlas, te recomendamos que sigas nuestros consejos que encontrarás en el blog. En caso de que no puedas, no temas, no hay escasez de actividades de invierno: motos de nieve, trineo tirados por perros, excursiones varias y paseos por la ciudad o en el campo. Esto último es una opción para descubrir la vida cultural y cómo viven los islandeses en esta época del año. Si te gusta esquiar, ¡también es un buen momento para venir a Islandia! En Reikiavik, puedes patinar sobre hielo en el lago congelado que hay en el centro de la ciudad.

Enero en Islandia. ¿Qué hacer en Islandia?

Ya sé que somos unos pesados, pero: ¡ve a la piscina! Es una manera maravillosa de experimentar y familiarizarse con la forma de vida islandesa. ¿Tienes una opción mejor que la de relajarte con un baño a 40 ° C, rodeado de nieve y oscuridad? Si prefiere una experiencia más lujosa, la laguna azul o los baños de Myvatn son buenas opciones para hacerlo.

Enero en Islandia. ¿Qué hacer en Islandia?

Las autoridades islandesas tienen muchas ganas de promocionar Islandia fuera de temporada, ya que hay mucho para ofrecer a los viajeros y lugareños durante este período tan “oscuro”. La capital islandesa está siempre llena de eventos y exposiciones durante estas fechas.

Enero en Islandia. ¿Qué hacer en Islandia?

El festival "Dark Music Days" es un festival de música contemporánea que se creó en 1980 y continúa a día de hoy. También puedes participar en la tradición islandesa de nadar en el Atlántico el primer día del año. ¡Nos vemos el 1 de enero, junto con otras personas valientes, en la playa de Nauthólsvík! Seguro que desearás correr hacía la zona con agua calentita después de tan gélido chapuzón.

Enero en Islandia. ¿Qué hacer en Islandia?

Alejandro, Islandia24
© 2017 por Islandia24

lunes, 4 de diciembre de 2017

Islandia en la Segunda Guerra Mundial. Visita Reyðarfjörður!

Eskifjörður es un pequeño pueblo portuario situado en el Este de Islandia, con un número de habitantes que ronda los 1100. Este pequeño pueblo ha sido históricamente un lugar de comercio e intercambio desde 1789. Los habitantes del lugar contemplan orgullosos las dos montañas que resguardan la zona: Eskja y Hólmantindur. Hacer senderismo y llegar hasta la cima de Hólmatindur es siempre una gran idea para los visitantes más aventureros. No os vamos a decir que sea fácil llegar hasta la cima, pero una vez alcanzada, podéis dejar constancia de vuestro esfuerzo firmando en el libro de visitas de la cima. La asociación de senderismo local, Ferðafélag Ferðamanna, ofrece un librito donde recibirás un sello por cada cima que escales; tras cinco sellos, recibirás el título “Conquistador de la montaña”.

Islandia en la Segunda Guerra Mundial. Visita Reyðarfjörður!

Eskifjörður es también famoso por la rara y amplia variedad de rocas y guijarros encontrados en la zona de Sören y Sigurborg. No pierdas la oportunidad de visitar Randulfssjóhús, aprenderás mucho sobre el comercio de pescado de la zona; el edificio es el original de 1890. Otro recorrido interesante por la zona es la antigua mina de espato de Islandia Helgustaðanáma, una de las minas de espato de Islandia más famosa de la época y lugar protegido a día de hoy. Desde el este del pueblo, podrás llegar hasta la mina a través de un sendero marcado, y una vez en el lugar, aprenderás cómo se producían minerales en el siglo XVII.

Islandia en la Segunda Guerra Mundial. Visita Reyðarfjörður!

En la cima de la montaña Hólmaháls, se puede encontrarla tumba de Völva, una profeta de la mitología islandesa. Se dice que Völva ha protegido los pueblos de los alrededores de Eskifjörður y Reyðarfjörður de los atacantes durante cientos de años. La leyenda dice que mientras sus restos permanezcan intactos, su protección sobre estas tierras perdurará. En la calle principal de Eskifjörður puedes ver una escultura de Ragnar Kjartansson, en honor de los marineros fallecidos en los mares de la región.

Islandia en la Segunda Guerra Mundial. Visita Reyðarfjörður!

La ciudad de Reyðarfjörður, situada justo enfrente de Eskifjörður, tiene una población de 1300 habitantes, y es famosa por ser un conocido lugar de esquí y en definitiva, de deportes e invierno. El centro de esquí, Oddskarð, es un lugar único para practicar. Además de ser el lugar de entrenamiento de muchos atletas, también constituye un concurrido lugar de recreo para los locales, hasta donde se desplazan para practicar tanto esquí como snowboard o emplear los trineos. Desde diciembre hasta abril o mayo (dependiendo de la cantidad de nieve) puedes disfrutar de este lugar, bien llamado “los Alpes del este de Islandia”. Para los esquiadores más experimentados, existe un telecabina que te llevará a 900 sobre el nivel del mar, donde tendrás la oportunidad de disfrutar de unas magníficas vistas del fiordo de Reyðarfjörður. También existe un telecabina exclusivo para niños, y un refugio donde sirven café y chocolate caliente, para poder entrar en calor tras la tarde de esquí.

Islandia en la Segunda Guerra Mundial. Visita Reyðarfjörður!

Una de las calles que salen del centro de Reyðarfjörður te llevará hasta el Museo de la guerra. Este museo ofrece principalmente información sobre la ocupación de soldados estadounidenses y británicos en el este de Islandia durante la Segunda Guerra Mundial. Si continúas tu paseo tras salir del museo, llegarás hasta la pequeña y magnífica Búðarárfoss y el valle de Svínadalur. También puedes, si lo deseas, explorar el cañón del río Geithúsaá, o escalar la montaña.

Islandia en la Segunda Guerra Mundial. Visita Reyðarfjörður!

Durante el verano especialmente, merece la pena visitar Grænafell, sobre todo si eres botánico, ya que la diversa flora del lugar es sencillamente increíble.

Alejandro, Islandia24
© 2017 por Islandia24