viernes, 9 de diciembre de 2016

Cuatro museos que no te puedes perder en Reykjavik

Ljósmyndlistasafnið Reykjavíkur

El Museo de Fotografía de Reykjavik se encuentra en la última planta del edificio Grófarhús, en Tryggvagata, donde también se cuentra la biblioteca pública. La entrada es libre y gratuita con un horario de apertura de 12.00 a 19.00 salvo los viernes (hasta las 18.00) y los fines de semana (de 13.00 a 17.00).

Cuatro museos que no te puedes perder en Reykjavik

Fundado en 1981, este museo exhibe con orgullo una colección fotográfica que consta de más de seis millones de archivos tanto nacionales como internacionales, de fotógrafos amateur y profesionales. Podrás contemplar retratos, fotos de prensa, fotografía  comercial, así como fotos familiares e incluso colecciones privadas. Esta colección data desde 1860 hasta nuestros días. Cada año, el museo organiza más de una docena de exposiciones con diferente temática.

Árbærsafn

Árbærsafn es un conocido museo al aire libre ubicado en la capital islandesa, Reykjavik. Este museo consta de unos veinte edificios entre los que destaca una plaza central, un pequeño asentamiento y una granja, lo que permite descubrir al público las constumbres islandesas así como su modo de vida ha ido cambiando a lo largo de los años. Se ha construido donde antiguamente se hallaba la granja Árbær.

Cuatro museos que no te puedes perder en Reykjavik

Desde el uno de junio hasta el 31 de agosto, el museo abre todos los días, desde las 10.00 hasta las 17.00. Durante el resto del año, se pueden concertar visitas privadas; también existe la alternativa de unirse al tour que tiene lugar todos los días desde las 13.00. El precio de entrada son 1.500 coronas por persona, unos 11 euros, y gratis para niños y jóvenes menores  de 18 años. Durante el año hay multitud de exhibiciones, tales como el día de las artes, la exhibición anual de coches o el evento especial de Navidad.

Durante el verano, no te asustes si ves ovejas o cabras pastando por la zona del museo. Encontrarás además una tienda de souvenirs, un café muy acogedor y una biblioteca.

Listasafnið Reykjavíkur

La obra del Museo de Arte de Reykjavik se encuentra repartida en tres edificios diferentes, esparcidos por toda la ciudad. Hafnarhus se encuentra en el centro de la ciudad, Kjarvalsstadir está en Klambratún y Asmundarsafn en un parque. Este museo de arte recoge la obra de los tres artistas más famosos de Islandia, los pintores Erró y Kjarval y el escultor Ásmundur Sveinsson. 

Cuatro museos que no te puedes perder en Reykjavik

También se realizan exposiciones regularmente, las cuales duran entre tres y cuatro meses de artistas internacionales e islandeses. En total, el museo dispone de unas  17.000 obras de arte; además de esto, en sus inmediaciones también se ofrecen conferencias y eventos de forma recurrente. Este museo abre sus puertas durante todo el año, de 10.00 a 17.00, con un precio de 1.500 coronas por persona.

Nýlistasafnið

El museo de artes escénicas, más conocido como NYLO, es una organización dirigida por y para los artistas. Fundada en 1978 por dos artistas locales, Niels Hafstein y Magnús Pálsson, su creación tuvo (y tiene) como objeto dotar a los artistas islandeses de un lugar donde charlar sobre las leyes islandesas en materia cultural. 

Cuatro museos que no te puedes perder en Reykjavik

Durante los últimos 35 años, NYLO ha ofrecido una programación artística y cultural muy variada, en ocasiones, nada relacionada con las corrientes dominantes del concepto de arte, entre los cuales se incluyen actuaciones, jornadas de audiovisuales, conciertos, lectura de poesía, y teatro. NYLO abre de martes a domingo, desde las 12.00 (las 13.00 los días de fin de semana) hasta las 17.00. La entrada es totalmente gratuita.

© Todos los derechos reservados

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Diez cosas de Islandia que te sorprenderán en tu primer viaje

    El agua

En Islandia, puedes beber agua del grifo sin problema, rara vez verás a un islandés bebiendo agua embotellada (las ventas de agua embotellada son muy bajas). El agua islandesa es sabrosa y muy sana. Tanto el agua fría como caliente no representan un gran gasto en el hogar. En algunas ocasiones, dependiendo de la zona el país, te podrá llegar un ligero aroma a azufre del agua caliente.

Energía geotérmica

Islandia aprovecha su energía geotérmica de forma que cubre hasta el 70% de las necesidades energéticas a través de esta energía limpia. En el país encontrarás algunas de las plantas geotérmicas más grandes del mundo, entre las cuales destaca la planta de Hellisheiði, la segunda más potente.


Diez cosas de Islandia que te sorprenderán en tu primer viaje

Están al aire libre, ¡sorprendente! Sobre todo para un país con temperaturas tan bajas en invierno, pero podemos asegurarte que no existe nada más placentero que sumergirse en agua a 40º mientras nieva. El agua de las distintas piscinas se encuentra a diferentes temperaturas, todas ellas muy confortables: la piscina para nadar se encuentra a unos 30 grados, y entre 37 y 43 grados en las fuentes termales. Muchos islandeses van a las piscinas públicas tras la jornada laboral para relajarse y otros a nadar, pero como puedes ver, ¡no hay problema si no eres fan de la natación!

No hay trenes

En Islandia no hay trenes. Los principales motivos son la frecuente actividad volcánica, además del gran coste que supondría semejante infraestructura a lo largo del país para una población de solo 330.000 habitantes. Sin embargo, hay en marcha un proyecto de metro que conecta la capital, Reykjvik, con la ciudad donde se encuentra el aeropuerto internacional (Keflavík).

No se puede comprar alcohol en los supermercados islandeses…

… sino que solamente se puede adquirir en tiendas controladas por el estado. Viernes y sábados  el vínbúðin está lleno de gente haciendo cola para comprar vino y cerveza, los domingos cierran. Así que conciénciate porque las horas de apertura son estrictas y una vez que el vínbúðin cierra, solo podrás encontrar alcohol en bares y pubs a un precio mucho más elevado. Cabe destacar que la cerveza estuvo prohibida en Islandia hasta 1989.

Los niños islandeses no creen en Santa Claus…

Diez cosas de Islandia que te sorprenderán en tu primer viaje

… aunque los tienen. Existen trece personajes llamados “los Elfos de la Navidad”.  Actualmente han tomado el rol de “Papá Noel” y hacen regalos a los niños. Durante las trece noches previas a Navidad, los niños islandeses colocan uno de sus zapatos en la ventana, de forma que el elfo de la Navidad de esa noche pueda dejar ahí su pequeño regalo. Originalmente estos elfos eran maliciosos y ladronzuelos.

Los islandeses son los mayores consumidores a nivel mundial de…

Cola, per cápita! Parece que los islandeses son una de las poblaciones más longevas del mundo ¿aun a pesar de tener este reconocimiento? Además de la saludable dieta seguida por los islandeses en estos últimos cincuenta años (pescado, patatas, carne de oveja), comen y beben refrescos y hamburguesas a mansalva, por lo que más de la mitad de la población del país se encuentra por encima de su peso saludable.

Islandia no tiene ejército

Los Estados Unidos, Dinamarca, Noruega y la OTAN firmaron un acuerdo en el que, en caso de conflicto, protegerían Islandia, aunque el país no está totalmente desprovisto de recursos. Islandia dispone de un servicio de guardacostas que responde en caso de ser necesaria la defensa de sus costas y áreas marítimas.


Diez cosas de Islandia que te sorprenderán en tu primer viaje


O mejor dicho, duermen las siestas fuera en sus cochecitos. Así que no te asustes si ves hileras de cochecitos de bebé fuera de las cafeterías y las tiendas, con la madre o el padre echando un ojo desde la ventana.

Todo el mundo es reconocido por su nombre de pila

Las guías recogen los nombres según el primer nombre, no según el apellido. Aunque hables con tu vecino o con el Presidente, llámalo por su nombre de pila. Los apellidos de los islandeses se componen del nombre del padre más el sufijo necesario dependiendo del género de la persona. Un niño que se llame Jón y sea hijo de Harald, se llamará Jón Haraldsson. 

Islandia 24
© Todos los derechos reservados

lunes, 5 de diciembre de 2016

La compra en los supermercados islandeses

Cuando estás preparando un viaje a Islandia, resulta muy útil saber cuáles son los mejores lugares para hacer la compra. Tanto las ciudades como pueblos tienen al menos un supermercado, aunque también tienes siempre la posibilidad de ir a la lonja a por pescado fresco, a las panaderías o a las tiendas de alimentación.

Hacer la compra en los supermercados te ayudará a ahorrar mucho dinero. Bónus, la cadena de supermercados, es la más barata de toda Islandia. La encontrarás fácilmente en las ciudades más grandes de Islandia; es fácilmente reconocible por su logo con un cerdito rosa muy sonriente. 

La compra en los supermercados islandeses

Si tienes la oportunidad de visitar el inmenso Bónus de Reykjavík, en el distrito de Grandi, puede que seas afortunado y te atienda la llamada “cajera más amable de Islandia”, que te atienda esta mujer, transformará la insulsa tarea de hacer la compra en un cuento de Navidad, y si crees que exageramos, es porque no has tenido la oportunidad de conocerla. 

El supermercado es algo emblemático, tanto que es el objeto de uno de los libros de poemas de Andri Snær Magnason; escrito como la Divina Comedia de Dante, los poemas te llevarán a través de las estanterías del supermercado, comenzando por el ‘Paraíso‘ (la sección de verduras), pasando por el ‘Infierno‘  (la sección de carne) hasta el ‘Purgatorio‘ (detergentes).

La compra en los supermercados islandeses

La sección de frutas y verduras de Bónus es algo limitada, si buscas más variedad, visita los supermercados Kronan o Netto. Tiendas como Samkaup Urval, Samkaup Strax, 10-11 y  Hagkaup son más caros, pero podrás encontrar productos más internacionales. Hagkaup es una especie de Mark & Spencers, ya qu vende cosmética, ropa y objetos decorativos además de lo típico de todas las tiendas.Es el lugar adecuado al que ir si quieres comprar un rulo de queso de cabra, un bote de foie grass o leche orgánica.

En la caja, todos los cajeros te preguntarán que cuántas bolsas deseas, ya que has de abonar su precio junto con el de tu compra. Esto contribuye a reutilizar las bolsas de plástico, que son más duraderas y fuertes que algunas otras.

En las ciudades más grandes, tendrás la alternativa de ir a tiendas de barrio, tales como Melabúðin, en el barrio Vesturbær de Reykjavik, algunas tiendas también venden productos orgánicos, tales como Lifandi markaður o Heilsuhúsið, también existen tiendas especializadas como Óstabúðin, en Skölavorðurstígur, que además es restaurante.

La compra en los supermercados islandeses

La mayoría de las gasolineras tienen pequeñas tiendas de acuerdo con algunos cafés o tiendas del país. También podrás encontrar kioskos de perritos calientes como sjóppa en muchos pueblos y ciudades.

En las tiendas está prohibido exponer en los escaparates el tabaco, por lo que los dependientes lo tienen guardado bajo el mostrador. El alcohol solamente se puede adquirir en las tiendas propiedad del estado, Vínbúð, el cual controla la venta del mismo. Los supermercados, están abiertos por norma general desde las 10 u 11 hasta las 6 de la tarde. Durante los domingos, abren al mediodía. Algunos de ellos, como 10-11, Samkaup o Hagkaup abren 24 horas.

© Todos los derechos reservados

jueves, 1 de diciembre de 2016

Invierno en Islandia

¿Cuándo?

Mi primer contacto con Islandia tuvo lugar durante el invierno, lo que me hizo pensar que no existía nada más bello que este país cubierto de nieve. Tras pasar cinco años en la isla, aprendí a valorar los encantos que trae consigo el verano, pero aun así, el invierno tiene algo especial, algo que no se puede explicar y que merece ser visto. Normalmente, el invierno propiamente dicho comienza a partir de finales de octubre y suele durar hasta abril.

Invierno en Islandia

Normalmente la nieve no llega a Reykjavik hasta primeros de diciembre, aunque lo hace antes al resto de ciudades y montañas. No obstante, conviene recordar que esto son únicamente estadísticas y que el tiempo en Islandia puede ser impredecible; no es imposible que nieve en junio y tampoco que las temperaturas superen los 10 grados en octubre. Los meses de invierno son siempre bastante oscuros, ya que hay muy pocas horas de luz y entre 11 y 16 horas de oscuridad dependiendo del mes.

¿Cómo?

El tiempo puede ser impredecible y errático; a pesar de ello, no hace tanto frío como mucha gente piensa (hace mucho más frío en Nueva York o Canadá) ya que las temperaturas rondan los cero grados todo el invierno. El mayor inconveniente reside en que se trata de un país ventoso, lo cual hace pensar que las temperaturas son mucho más bajas de lo que realmente son. Lleva ropa de abrigo en tu maleta y estate preparado por si has de cambiar tus planes inesperadamente, ya que no es raro que se presente alguna tormenta que haga cerrar algunas carreteras de forma repentina. No olvides consultar el estado de las carreteras.

Invierno en Islandia

¿Qué?

Uno de los mejores regalos del invierno islandés es la Aurora Boreal, las cuales son visibles desde septiembre hasta abril. Para poder verla, es necesario que se trate de una noche clara, con cielos despejados, pero no solo eso, sino que también debe haber tenido lugar una intensa actividad solar durante el día. Para disfrutar del espectáculo, puedes intentar buscar por ti mismo los puntos más apropiados o bien contratar los servicios de un guía.

Las actividades que se proponen durante el invierno también son bastante numerosas: esquí y snowboard, montar en trineo de  perros, escalada de glaciares… siempre encontrarás multitud de cosas que hacer si decides viajar a Islandia en invierno. No olvides traer tu traje de baño ya que en la isla, las fuentes de agua termal son muy frecuentes y especialmente agradables durante el invierno. En Reykjavik podrás disfrutar del avistamiento de ballenas que se ofrece durante todo el año.

Invierno en Islandia

Los Highlands o tierras altas no son accesibles durante los meses de invierno. A pesar de ello, algunos guías específicos (con permiso para ello) podrán llevarte hasta allí. Landmannalaugar es uno de los destinos más bellos de Islandia, ¿qué puede ser más mágico que visitar un paraíso invernal solo o con familia o amigos? Anímate y visita Landmannalaugar en invierno con un guía.

Los festivales y celebraciones se cuentan por decenas durante el invierno, el más famoso de todos ellos es el Iceland Airwaves Festival y el más esperado es el Reykjavík Winter Lights Festival, el cual tiene lugar a mediados de febrero, cuando la luz solar está en su mínimo. No lo dudes y ven a disfrutar del fervor del Año Nuevo y la Navidad en Islandia.

Sé cuidadoso en todo momento, ya que el hielo y la nieve te acompañarán dondequiera que vayas, haciendo tu visita un poco más resbaladiza de lo normal. Ven preparado y ten siempre a mano los números de emergencia. No pierdas de vista la información que se facilita a través de las redes sociales:  predicción meterorológica, posibles riesgos de avalancha o cualquier otro cambio inesperado.

Tenlos a mano:

-        112
-        http://safetravel.is creado por el cuerpo de Protección Civil en Islandia
-        http://en.vedur.is

-        @safeiniceland

      © Todos los derechos reservados

jueves, 24 de noviembre de 2016

Cinco cosas que hacer en Islandia durante el invierno

El invierno en Islandia dura desde septiembre hasta abril, aunque los meses de septiembre y octubre en teoría se consideren como otoño y abril como primavera. En otoño y primavera, la mayor parte de las carreteras están libres de nieve y son completamente accesibles, excepto las carreteras de montaña (estad preparados para cualquier tipo de tiempo, esto es Islandia al fin y al cabo…). Las temperaturas oscilarán entre los 2 y los 10 grados centígrados en esta época del año.

Durante el invierno, desde noviembre hasta marzo, el hielo y la nieve cubren la isla, las tormentas y nevadas son muy frecuentes, aunque también disfrutamos de algunos días soleados. La situación de las carreteras en algunas ocasiones se vuelve complicada, especialmente en las zonas del interior de la isla, lo que hace que algunas carreteras secundarias se vuelvan inaccesibles. Ante esta situación las mejores directrices son tener  paciencia y la prudencia. Las temperaturas oscilarán entre -10º y 2º, aunque en días ventosos, la sensación térmica puede ser incluso menor. En caso de experimentar cualquier problema o complicación durante el viaje, no dudes en llamar al número de emergencia, 112.

-        Las piscinas públicas

Cinco cosas que hacer en Islandia durante el invierno

Visitar la piscina pública en invierno seguramente no sea de las primeras cosas que se te vienen a la cabeza, pero en Islandia tienen un protagonismo especial, ya que es una isla llena de géiseres y pozas de agua termal. Sin embargo, las piscinas, también están consideradas como algo único, ya que la mayoría de ellas están al descubierto, por lo que el resultado de experimentar un baño caliente junto al aire gélido es sorprendentemente estimulante, no olvidarás fácilmente la sensación de darte un baño en agua a 40º mientras está nevando fuera. Ya que su horario de apertura es bastante amplio (abren a las 6.30 de la mañana) muchos locales deciden ir a darse un chapuzón antes de entrar a trabajar. Aunque no te guste nadar, las piscinas púbicas islandesas también son para ti, dado que otro de sus muchos fines, es el de sociabilizar y relajarse.

-        Auroras Boreales

Cinco cosas que hacer en Islandia durante el invierno

Poder disfrutar del espectáculo que ofrece la Aurora Boreal en una noche de invierno, es una experiencia increíble. Para poder disfrutar de ella, deberán darse en el mismo día una actividad solar intensa durante las horas de luz y un cielo totalmente oscuro durante la noche. Podrás consultar cuál es la mejor zona para poder disfrutar del susodicho fenómeno de la naturaleza. Para poder ver además, si la intensidad de la luz solar será la suficiente durante el día, consulta la misma página con unos días de antelación, para así poder programar tu visita; no obstante, no tengas fe absoluta en ellos, ya que como en cualquier otro lugar, el tiempo puede dar un giro inesperado en unas pocas horas. Puedes ir a la caza de la Aurora Boreal por ti mismo o bien contratar los servicios de una agencia, cuyo guía te llevará hasta el lugar más apropiado para disfrutar de ellas.

-        Esquiar

Cinco cosas que hacer en Islandia durante el invierno

Islandia dispone de una gran cantidad de pistas de esquí repartidas por cada rincón del país. La más conocida de todas ellas es la de Bláfjöll, cerca de Reykjavik y Hlíðarfjall en Akureyri, en el norte de Islandia. Puedes además disfrutar de un día de esquí en Isafjörður en el oeste, además de en muchas otras zonas del norte y este del país.

-        Disfrutar de la ciudad

Cinco cosas que hacer en Islandia durante el invierno

En la capital, tienen lugar durante el invierno multitud de festivales, lo que ayuda en gran parte a olvidar las pocas horas de luz existentes en esta época del año. Disfruta de todos ellos: festivales de música, comida… No olvides visitar los museos también y pasar la tarde en un café, poco a poco te convertirás en un auténtico Reykjavikingur J. Egilsstadir también ofrece multitud de festivales invernales, así como en Akureyri, cuya temática principal es el esquí y el snowboard!!

-       … o del campo!

Lleva a tu mente más allá de las cuatro paredes, ¡y disfruta de los Highlands junto a un guía! El invierno le otorga a estas zonas un halo especial de misterio y magia, algo que no te puedes perder. ¿Si ya has llegado a uno de los rincones más apartados del planeta, por qué no ir in poco más allá? En cualquiera de los rincones de este país podrás disfrutar de su naturaleza salvaje. 

Cinco cosas que hacer en Islandia durante el invierno

Landmannalaugar, por ejemplo, está considerada como la perla de los Highlands en Islandia, pues se halla localizada en la reserva natural de Fjallabak, ubicada en el intempestivo campo de lava de Laugahraun, que se originó en 1477 a raíz de una erupción, este bello paraje se caracteriza por su actividad geotermal. Durante el verano, es un destino muy popular, pero en cambio durante el invierno, el número de personas que visitan los Highlands decrece notable mente, pues solo agencias de viaje autorizadas disponen de los medios técnicos para adentrarse en dicho paraje.

© Todos los derechos reservados