En el extremo norte de Islandia se encuentran los Fiordos del Oeste o Westfjords. Esta zona es la región más salvaje y menos poblada del país, a excepción del centro. Su acantilados verticales como el Látrabjarg (444 m.) —el “Finisterre” de Europa— y el Hornbjarg (534 m.) quitan el aliento. Impresionante de contemplar es el salto de Dynjandi cuyas aguas parecen lamer el flanco de la montaña.
El pueblo de Ísafjörður, acurrucado en su fiordo, es el punto de partida para excursiones memorables a pie, en kayak o en barco de motor.

Uno de los destinos posibles es la adorable isla de Vigur, donde el tiempo parece haberse detenido. También son dignas de visitar las orillas de los fiordos, hoy día desiertas de gente, donde una exuberante vegetación ha recuperado su dominio.
En varios pueblos los pequeños museos singulares subrayan el carácter particular de esta región aislada, donde antaño se practicaba la brujería.

Es una zona olvidada por los turistas, ya que está lejos de la Ring Road y las distancias son muy largas pero nosotros desde Islandia24 recomendamos esta zona por la conjunción de la belleza y lo inhóspito. Eso sí, ten en cuenta que para visitar esta zona se necesitan mínimo tres días.

El paisaje ha sido formado con la erosión volcánica así que hay valles, fiordos, islas y cascadas que caen vertiginosas por las laderas de las montañas. Es en verdad uno de los sitios más hermosos de Islandia pues al paisaje natural se suma una hermosa flora y fauna y las ciudades históricas que han sobrevivido al paso del tiempo.

De hecho, muchas de las sagas islandesas ocurren aquí y así tenemos Reykholt, el pueblo natal del jefe medieval Snorri Sturluson, y el pueblo de Borganes (que cae de camino a los fiordos del Oeste desde Reikiavik) donde podemos conocer la historia de Egill Skallagrimsson, uno de los grandes personajes islandeses.

¿Habéis oído hablar de Eric el Rojo? Sí, creemos que sí. Bueno, en Eiriksstaðir hay una granja que reconstruye su época y de aquí se dice que es Leif el Afortunado, el que se piensa llegó a América antes que el resto. Los fiordos del oeste son un sitio interesante para bucear en el pasado de Islandia y disfrutar de un paisaje que pocas veces verás. ¿Os animáis?

¿Cómo llegar a los Westfjords? ¿Cuáles son las distancias?

Si el viaje lo realizáis en coche en ruta desde Reikiavik tenéis varias opciones:

Ruta Clásica:

Desde Reikiavik pasando por el túnel de Hvalfjoður (Fiordo de las ballenas), debéis conducir hacía Brattabrekka (carretera 60). Continuar por la ruta 60 hasta Svinadalur, Bardarstrandasysla y Helluskard.

Después llegaréis a la preciosa región de Dynjandisheiði, continuaréis a Hrafnseyrarheiði, Þingeyri hasta llegar a  Ísafjorður. La distancia entre Reikiavik  e Ísafjorður son unos 460 kilómetros, pero hay que tener en cuenta que la mayoría de las carreteras en los fiordos son de grava (no están asfaltadas) y por eso hay que conducir muy despacio.

Además uno no puede olvidarse de los desniveles en los fiordos y las serpentinas que hay que pasar. En las guías se indica que durante los verano se puede llegar a Ísafjordur desde Reikiavik en 6 horas, pero uno no quiere conducir sin parar cuando está de vacaciones y por eso se aconseja pasar como mínimo 2 días en los fiordos del oeste Islandia.

Ruta vía Ferry:

Desde Reikiavik pasando por el túnel de Hvalfjorður (Fiordo de las ballenas), conducir hacía Borgarnes y llegar hasta Stykkishólmur. Allí se puede coger un barco (ferry) que os llevará a Brjanslækur (en el sur de los fiordos).  Brjanslækur está a 122 Km. desde Ísafjorður, 55 Km. desde Patreksfjordur  y 90 Km.

Ruta vía Brattabrekka y Þorskafjardarheiði:

Desde Reikiavik pasando por el túnel de Hvalfjorður (Fiordo de las ballenas), conducir hacía Borgarnes y llegar hasta Brattabrekka (por la carretera 60). Seguir por la misma carretera hasta Svinadalur y después a Þorskafjardarheidi (por la carretera 608), continuar hasta Isafjardardjup (carretera 61) hasta llegar a Ísafjorður.  Por esta ruta tardaréis unas 6 horas en llegar. El tramo es de 440 kilómetros de los que  los 372 son por carreteras asfaltadas y 68 kilómetros por carreteras de grava.

Ruta vía Hólmavík:

Desde Reikiavik pasando por el túnel de Hvalfjorður (Fiordo de las ballenas), conducir hacía Borgarnes y por la carretera número 1 llegar hasta Holtavörðuheiði, después a Bru y a Holmavík (carretera 61). Continuar hasta Steingrimsfjardarheidi e Isafjardardjup (carretera 61) hasta llegar a Ísafjordur. La distancia por esta ruta es de casi 500 kilómetros de los que 430 son por carreteras asfaltadas y 70 kilómetros por carretera de grava. La duración del viaje que se indica es de 6 horas y media.

Nota: las carreteras de montañas no están mantenidas / limpiadas regularmente durante los meses de invierno.

Ruta en avión:

Si uno quiere llegar a lo fiordos del Oeste de Islandia en avión puede coger los vuelos regulares desde el aeropuerto de Reikiavik a los siguientes destinos de los fiordos:

ÍSAFJORDUR. Con la aerolínea islandesa Air Iceland podéis llegar a Ísafjordur 2-3 veces al día durante todo el año. El vuelo tarda unos 40 minutos.

BILDUDALUR. La aerolínea Ernir ofrece vuelos desde Reikiavik a Bildudalur todos los días excepto los sábados. El vuelo tarda unos 45 minutos.

GJOGURUR. Ernir  también vuela a Gjogurur dos veces a la semana (lunes y jueves). El vuelo tarda unos 50 minutos.

Fiordos en autobús:

A los fiordos del oeste de Islandia se pueden llegar también en autobús con salidas desde Reikiavik y desde Akureyri. Durante los veranos hay autobuses de Reikiavik a Ísafjorður seis días a la semana.

Se ofrecen dos rutas distintas para que los visitantes puedan disfrutar de las maravillas naturales de los fiordos.

Ruta 1 desde Reikiavik:  salidas los lunes, miércoles y sábados desde Reikiavik a Stykkisholmur, después hay que coger el barco ferry a Brjanslaekur. Desde Brjanslaekur se continúa en autobús pasando por los pueblos Patreksfjordur y Thingeyri hasta llegar a Ísafjordur. También es posible coger un desvío hacía los preciosos acantilados Látrabjarg.

Ruta 2 desde Reikiavik: salidas los martes, viernes y domingos desde Reikiavik vía Holmavík, pasando por la bahía Ísafjardardjup hasta Ísafjorður.

Los viajes de vuelta se pueden realizar en los mismos días de salida como los de ida por las mismas rutas.

Ruta 3 desde Akureyri: desde Akureyri se puede viajar a los fiordos del oeste de Islandia con empresa de autobuses  Trex (Tel: +354 587 6000 E-mail: info@trex.is)

¿Qué es lo que no hay que perderse en los fiordos del oeste?

Dynjandi

Para muchos la cascada más bonita de Islandia. El lugar es increíble y las vistas desde la cascada no se pueden describir con palabras.

Hay un camping justo abajo de la cascada y es recomendable al menos pasar una noche en este lugar. Desde el parking hasta la zona más próxima a la cascada (es un camino de dificultad baja, con paciencia todos pueden hacerlo) hay unos 20 minutos caminando.

Latrabjarg

Se trata de un cabo formado por altos acantilados que albergan a millones de aves marinas. Látrabjarg está situado en el noroeste de ese país, en la península de Vestfirðir en el municipio de Vesturbyggð. Su costa está salpicada de acantilados que llegar a medir hasta catorce kilómetros de longitud y poseen elevaciones de hasta 440 metros.

Latrabjarg es el punto más al Oeste de Islandia y Europa. Es de los mejores lugares en Islandia para ver y fotografiar aves. Además en días despejados se puede llegar a ver la costa Sur de Groenlandia cuya distancia en línea recta es de alrededor de 400km.

Aquí podréis encontrar a los famosos frailecillos. Estas aves pasan el otoño y el invierno en mar abierto y regresan a la costa cuando comienza la época de apareamiento en la primavera.

Rauðisandur

No muy lejos de Latrabjarg se encuentra la majestuosa playa de Rauðisandur (que podríamos traducir como “Arena Roja”). A lo largo de 10 kilómetros las tonalidades magníficas de la arena difieren con la luz del día y crean un espectáculo increíble. Allí no esperes chiringuitos ni tumbonas, porque la magia del lugar reside, precisamente, en su tranquilidad.

 

Bolungarvik

Bolungarvik es un lugar ideal para el senderismo. A las afueras de este pueblo hay una elevación montañosa en cuya cima se encuentra instalado un complejo de antenas. Pues bien, si queréis emociones fuertes no dejéis de subir a la zona. En este pueblecito hay un museo de animales donde se puede ver un Oso Polar disecado.

Hólmavik

Una vez en nuestro destino descubrimos un pequeño pueblecito distribuido a lo largo, de vida tranquila y que invita a la contemplación. Pero si bien Hólmavik no destaca por una variada oferta de ocio, los alrededores son ideales para explorar sus espectaculares parajes naturales y un reclamo para los excursionistas.
En la oficina de turismo del pueblo te aconsejarán con detalle sobre la mejor ruta para recorrer dependiendo del tiempo que dispongas y de cuánto quieras exigir a tu físico. Es preciso señalar lo agreste de las rutas y de lo fácil que es perderse.

Bíldudalur

El Museo del Monstruo Marino (‘Skrímslasetur’) en Bíldudalur. Tiene una mesa con una gran pantalla que permite moverte virtualmente por el fiordo mientras descubrimos historias de la zona.

Isafjorður

Isafjorður es con diferencia el pueblo más poblado en toda la península con cerca de 4.000 habitantes. La ciudad está conectada por carretera a Bolungarvik que se encuentra 15 km al noroeste, y la pequeña ciudad de Súðavík hacia el este.
La pesca ha sido la principal industria en Ísafjörður, y la ciudad tiene una de las mayores pesquerías en Islandia. El museo local alberga la casa más antigua de Islandia, construida en 1734.

Tienes más información en la oficina de turismo de los fiordos del oeste:

Westfjords Tourist Information Office en Isafjordur (Tel: +354 450 8060)
e-mail info@vestfirdir.is

Pedro
Islandia24