lunes, 25 de febrero de 2019

Palabras en Islandés que No Tienen Traducción

Estamos bastante acostumbrados a oír eso de que el lenguaje es una forma más de comunicación. Debe ser eficaz y tiende a evolucionar de forma que con menos palabras se abarquen más conceptos. Cuando aprendemos un idioma extranjero, todos tenemos la necesidad imperiosa de encontrar la palabra exacta siempre. Esa que usamos asiduamente en nuestro lenguaje materno y que necesitamos sí o sí en el idioma extranjero. Pero, ¿qué pasa cuando sencillamente no existe? Hoy quiero compartir con vosotros unas cuantas palabras en idioma islandés que no tienen traducción. O quizás me podéis ayudar vosotros a encontrarla ¿no?


Supongo que a todos nos decían lo mismo en clase de Lengua y Literatura. Las palabras están hechas para expresar ideas de la forma más eficiente posible. Lo que pasa es que a veces perdemos de vista el matiz de que las ideas suelen ser concebidas por personas. Y las personas no somos las mismas ni pensamos igual. Seguramente veas la vida algo diferente si te comparas con tu mejor amigo. Pues imagínate esa comparación a niveles gregarios o de naciones.

El componente cultural es algo que está muy ligado al lenguaje. Los idiomas no solo cargan ideas, sino que también reflejan nuestra personalidad, forma de ser y concebir el mundo. Lo que nos rodea también afecta al habla. Es tan así que, por ejemplo, los fineses tienen nada más y nada menos que cuarenta palabras para “nieve”. Normal, viven rodeados de ella casi todo el año. Cuando vine a España por primera vez, no conocía la existencia de algunas lenguas nacionales aparte del español. 

Ahora sé que, en gallego, por ejemplo, hay más de 70 palabras para “lluvia”. Pues en Islandia nos pasa algo parecido. Tenemos palabras que solo podrían darse en nuestra pequeña isla nórdica y que relejan nuestro caracter islandés. Porque simplemente, así somos. Nos describen, delinean nuestra cultura y trazan el matiz que nos diferencia de otros pueblos.

Palabras en islandés que no tienen traducción


Gluggaveður

¿Alguna vez te ha pasado que, te da por mirar por la ventana para ver cómo está el día y piensas: qué bonito? Por ejemplo, estás en una cafetería con una taza de café calentito. De repente, empieza a nevar y se ve todo como un cuento de hadas. En días soleados, ves las hojas de los arboles mecerse al viento. O estás con un té en casa y empieza a llover, ves las gotas chocar contra la ventana. Piensas, ¡qué relajante! Y te quedas hipnotizado con el constante goteo.

Muy bien, pues ahora sal a la calle. ¿A qué no es tan bonito? De repente los copos de nieve te hielan las pestañas. El suave viento resulta ser más bien un vendaval. Las acompasadas gotas son un diluvio universal y los pocos rayos de sol no dan para calentar los huesos cuando se está a -10 grados. Pues exactamente eso es Gluggaveður.

La palabra significa literalmente “Clima de Ventana” y describe ese tipo de clima que, en realidad, sólo es bonito y está hecho para que se visualice desde la ventana. Si sales, ya no es ni tan agradable ni tan precioso.


Vesen

Quizás esta palabra formará parte de vuestro vocabulario a partir de ahora. Describe algo tan común en la vida, que, para mí, es imprescindible.

Tu amigo te pide que lo lleves en coche y cruzáis la ciudad entera para comprar una cosa que puede conseguir perfectamente en una tienda al lado de su casa. Eso es Vesen. Tu madre te hace patearte el barrio para encontrar pan de centeno porque el normal “es que no está tan rico”. Eso es Vesen. Cuando vas a una oficina a entregar documentos y no te los aceptan porque has escrito en boli azul y no negro. Eso es Vesen. Normalmente todo lo que sea burocracia y tenga que ver con papeleos y oficinas es Vesen multiplicado al cuadrado.

Vesen es cuando algo, pudiendo ser fácil y poco complicado, es más engorroso y enrevesado de lo estrictamente necesario.

Jæja

Más que una palabra es una interjección. Es el todo y la nada, el alfa y la omega del islandés, el comodín perfecto. No se puede traducir porque básicamente su significado es variable y distinto según la situación. Es tan versátil que puede significar de todo según la forma en que la diga el hablante.

Jæja? = ¿Ya has terminado?
Jæja? ¿Qué tal?
Jæja! = ¡Venga vamos!
Jæja! = Menos mal
Jæja = Qué raro.
Jæja = qué decepción.
Jæja= está bien.

Puede ser un vale, un Ok, un ¡vaya! un ¡hala!, un ajá, un jum, un ¡ah!, un ¡uff! Y todo lo que se os ocurra.  Podéis hablar islandés solo diciendo Jæja múltiples veces.

Skreppa

Significa literalmente “deslizarse” pero tiene un matiz muy concreto. Si tuviera que traducirlo de alguna manera supongo que sería a algo parecido a “escaparse un ratito de tus obligaciones”. ¿Estás en el trabajo y tienes que ir a recoger algo, al médico o a otra cosa un rato? Pues le dices a tu jefe que skreppa, y poco más que decir. Ahora, como lo hagas constantemente entonces ya no es skreppa, es escaquearse y punto.


Duglegur

Es un adjetivo, cuando es para mujeres se dice dugleg y para hombres es duglegur. Es un mejunje de significados en uno. Se refiere a una persona diligente, trabajadora, competente, con templanza y entereza. Todo a la vez.

El problema a la hora de traducirlo es que no puedes usar solo una de ellas. Parte de la palabra viene de “dugnaður” que es más o menos la presteza de alguien, ser activo y energético.  “duga” tiene una etimología que significa a su vez ser suficiente, valer para algo.  Así que su traducción sería tal que así: persona cuyo carácter y celeridad lo hace expresamente suficiente o valedero para ciertas cosas.

Palabras en islandés que no tienen traducción


¿Qué os han parecido? ¿Alguno ha sido capaz de encontrar la traducción en una sola palabra también? De ser así, no dudéis en dejármelo en los comentarios. ¿Conocéis palabras que no sean traducibles en otros idiomas? Ya sabéis que soy toda una friki de las lenguas, así que estaré encantada de leerlas todas.

Johanna, Islandia24
 © Todos los derechos reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario