Dirígete hacia el sur desde Reikiavik, dirección Vík,
mientras vas por la carretera circular encontrarás la impresionante cascada de
Seljalandsfoss. Tantos los Bloggers como los turistas suelen catalogar está
cascada como una de las más bonitas de Islandia. De hecho, el apodo de esta
cascada es “La bella”, es un marcado contraste si se compara con la
cascada de Dettifoss, conocida cariñosamente como “La Bestia”. Si has
visto una foto icónica de una hermosa cascada en Islandia con el cielo en tonos
naranja, rosa y violeta, es probable que fuera Seljalandsfoss. Vamos a
sumergirnos en una de las cascadas más famosas de Islandia y en una de las
principales atracciones de la región sur del país.

Cascada de Seljalandsfoss al atardecer

¿Dónde se encuentra
Seljalandsfoss?

A unas dos horas al sureste de Reikiavik, en la carretera nº
1 (la carretera de circunvalación), te encontrarás con la cascada de
Seljalandsfoss. Si vienes directamente de la capital de Islandia, pasarás por
las ciudades de Selfoss y Hella y poco después debes girar a la izquierda en la
carretera 249 que va hacia Thórsmörk. Una vez que hayas girado, estarás a poca
distancia de la entrada para estacionar en Seljalandsfoss. Después de encontrar
una plaza para tu coche, podrás ver la impresionante caída de agua desde la
distancia.  ¡ya casi llegas!

¿Qué hace que esta
hermosa cascada sea tan especial?

Antes de responder a esa pregunta, te daremos algunos datos
sobre Seljalandsfoss. Las cataratas son parte del río Seljalands, cuya fuente
se encuentra en Eyjafjallajökull. Es posible que este nombre tan raro te suene
familiar. El Eyjafjallajökull es el glaciar volcánico que ganó fama
internacional en 2010 cuando el volcán, que descansa debajo del glaciar, entró
en erupción. El espacio aéreo europeo se cerró durante casi una semana y
alrededor de 10 millones de viajeros se quedaron en tierra ya que se arrojó
humo y cenizas al aire. En cualquier caso, el glaciar aún tiene zonas con hielo
que se derrite y el agua fluye sobre el borde de las rocas en Seljalandsfoss.
Escalinata de acceso a la cascada Seljalandsfoss
Una de las cosas más interesantes de esta cascada en
particular que la distingue del resto es que puedes pasear detrás de ella. Hay
una pequeña cueva que se encuentra en la parte trasera de la caída de agua,
allí encontrarás a muchos turistas tratando de capturar la foto perfecta. La
mayoría de las imágenes en internet de esta maravilla natural fueron tomadas
desde atrás. Si bien es impresionante desde el frente, vale la pena caminar por
detrás y tener otra perspectiva de Seljalandsfoss. Las puestas de sol tienden a
ser especialmente bonitas en esta zona, así que no te la pierdas.
Otro dato interesante: esta área solía ser parte de la costa
islandesa. Islandia es un país con mucha actividad geológica y hay frecuentes
cambios sísmicos en los paisajes. La historia es que un glaciar que existió
durante la Edad de Hielo, empujó la tierra hundiéndola debido a su peso masivo,
creando así una costa. Cuando el glaciar se derritió, la tierra terminó
elevándose de nuevo y la antigua costa se hizo interior. La cascada cae unos 60
metros sobre este antiguo acantilado que solía estar junto al mar.
Parte trasera de la cascada  Seljalandsfoss

La cascada de
Seljalandsfoss de Islandia también conocida como la belleza

Si tienes tiempo adicional antes de regresar a Reikiavik o
si continúas hacia Vík, tenemos una sugerencia adicional. Hay otra cascada que
está muy cerca y es Skógafoss. Para visitar Skógafoss, deberás volver a la Ruta
1 y dirigirse hacia el este durante aproximadamente media hora más o menos. Al
igual que Seljalandsfoss, también es parte de la antigua costa de Islandia. Si
bien Skógafoss no es tan conocido por su belleza como Seljalandsfoss, ambos son
lugares de interés en Islandia. Disfruta de tu recorrido de cascadas por el
sur.

Johanna, Islandia24
 © Todos los derechos reservados