jueves, 20 de diciembre de 2018

Hitos de la Historia de Islandia: Erik el Rojo

Instalarse en Islandia no fue tarea fácil. El viento y la lluvia, la falta de agricultura y un suelo fértil hacían de Islandia un lugar complicado. Todas esas circunstancias jugaron un papel importante en que muchos intentos de asentamiento fueran un fracaso. Sin embargo, si pensabas que establecerse Islandia era complicado, ahora imagina navegar aún más cerca del Círculo Polar Ártico. Imagina lo que sería establecerse Groenlandia. Groenlandia es conocida por tener un nombre que es bastante contradictorio. El nombre sugiere un paraíso con tierras fértiles y exuberantes. Y no, no lo es. Echemos un vistazo rápido al islandés que se estableció en Groenlandia y que es el responsable de darle su nombre engañoso.

Las Sagas Vikingas cuentan la historia de Erik el Rojo

Erik el Rojo- Inmigrante a Islandia


Al igual que muchos colonos originales de nuestra isla nórdica, la familia de Erik el Rojo huyó de Noruega. No huían de la persecución, sino porque el padre de Erik, Thorvald Asvaldsson, había sido condenado por homicidio. La familia se escapó de Noruega y se dirigió a costas islandesas, que era mucho más hospitalarias con los visitantes. Poco tardó en darse cuenta el joven Erik de que estaba destinado a tomar una ruta similar a la de su padre.

Erik finalmente se casó con Thjohild y se mudó a Haukadalr en el sureste de Islandia. En Haukadalr, está documentado que Erik construyó una granja (como solían hacer los antiguos islandeses) y que poseían esclavos. Estos esclavos, también conocidos como servidumbre fueron supuestamente los responsables de los hechos que traerían grandes consecuencias a posterior. Los trabajadores accidentalmente causaron un deslizamiento de tierra sobre la propiedad de su vecino. Sería este evento el que resultaría en la expulsión de Erik el Rojo de Islandia por tres años y que terminó por destinarlo a Groenlandia.

El propietario del terreno, Valthjof, no recibió el deslizamiento de tierra de una forma pacífica. El amigo de Valjof, Eyiolf el Malo escuchó lo que le pasó a su amigo, y decidió asesinar a los esclavos de Erik. La disputa civil alcanzó su clímax cuando Erik decidió vengarse. Al final, Erik se mudó a Öxney para intentar evadir la situación, pçero volvió a tener problemas y volvió a pelear y a matar a más compatriotas islandeses. Todo esto llegó a oídos del parlamento islandés que debía decidir qué hacer con Erik y su tendencia problemática. Al final deciden desterrar a Erik de Islandia, decisión que pasaría a los anales de la historia.

Estatua en honor de Erik el Rojo

Erik el rojo y Groenlandia


Mucha gente le atribuye incorrectamente a Erik el Rojo el descubrimiento de Groenlandia. La fuerte evidencia arqueológica ha concluido que otros islandeses ya habían llegado a Groenlandia anteriormente. Sin embargo, ninguno pudo asentarse en la isla de forma permanente. Erik en cambió pasó todo el tiempo de su destierro (tres años) explorando los valles, fiordos y glaciares.
Cuando Erik regresó a Islandia después de su exilio, trajo con él unos cuantos cuentos chinos acerca de una nueva tierra llamada "Groenlandia". La historia narra que llamó a la isla Groenlandia no con la finalidad de engañar a posibles colonos y llevarlos a un mal destino sino para atraer a otros islandeses y que fueran a asentarse con él en esta nueva tierra tan prometedora. Sabía de sobra que la isla donde quería establecerse era implacable (como Islandia), y sería una tarea complicada así que requeriría de tantas manos como fuera posible.

En 985, Erik lideró un grupo de 25 barcos desde la costa del norte de Islandia hacia Groenlandia. Los mares no eran hospitalarios para los aventureros islandeses, ya que perdieron casi la mitad de sus barcos. Erik se abrió paso y estableció con éxito un asentamiento permanente en Groenlandia.

Barcos vikingos navegando en busca de nuevas tierras

Claves para la historia de Islandia: Erik The Red



Erik nunca tuvo una vida fácil. Ser desarraigado de su hogar y todo lo que conocía, cruzar el mar a un país duro y frío a la edad de 10 años, debe haberlo convertido en un hombre fuerte y agresivo. La ironía es que terminó siendo desterrado de Islandia, igual que su padre que tuvo huir de su hogar ancestral por razones similares. Sin embargo, Erik aprovechó una mala situación y le dio la vuelta. Exploró y finalmente se estableció en una de las tierras más duras e implacables del mundo. Hay un montón de información sobre Erik el Rojo en internet. Si te interesa su historia, te invito a que investigues un poco sobre él; Erik fue fascinante. Coméntanos quién fue tu islandés favorito.

Johanna, Islandia24
 © Todos los derechos reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario