miércoles, 9 de mayo de 2018

Los Villanos Más Famosos de La Historia de Islandia

Hoy en día, si le preguntamos a alguien sobre los países escandinavos e Islandia en concreto, seguramente uno de los temas que salgan a relucir será el de la seguridad. No es raro ya que Islandia se encuentra actualmente en el top 5 de los países con la tasa de criminalidad más baja del mundo, lo que lo convierte en un lugar muy seguro.



¿Significa esto que en Islandia no existe el mal y todo es arcoíris y mariposas? Hombre pues tampoco. Que la tasa de criminalidad sea baja no significa que sea inexistente. Ni lo es actualmente ni lo fue en la antigüedad, donde abundaban las historias de cruentos líderes y luchas de poderes totalmente fascinantes. Y aunque los islandeses modernos son personas bastante afables y pacíficas, no podemos decir exactamente lo mismo de sus antepasados los vikingos. Aquí tenéis a algunos de los villanos más famosos de la historia de Islandia:

Egill Skallagrimsson:

Los inicios nunca son fáciles, aún menos cuando se trata de conquistas, asentamientos, reinos y títulos. Egill era un guerrero y poeta vikingo que nació en Islandia sobre el 910 D.C, pero era el hijo de Grimr, un colono noruego que huyó a toda prisa de su país natal por unos pequeños desencuentros con el rey. Y donde decimos pequeños, queremos decir por atacar un barco de la flota real y matar a los fieles seguidores del rey, incluyendo a dos de sus primos.

Egill era una versión algo más artística de su padre. Desde pequeño mostró grandes dotes para la literatura y se le consideró uno de los mejores poetas de la época vikinga. Pero ya se sabe, de tal palo tal astilla, y a la tierna edad de siete años ya se cobró su primera víctima mortal. Este fue uno de los amigos del propio Egill, el cual hizo trampas mientras jugaban. Enfurecido, Egill tomo en sus manos un hacha y le seccionó el cráneo.

Cuentan las Sagas que Egill era una persona colérica, incontrolable y que mostraba signos de locura. Se le describe como un hombre poco atractivo y con una cabeza desproporcionada. Los historiadores parecen haber concluido, basados en las descripciones, que Egill pudo haber sufrido osteítis deformante o enfermedad de Paget.

Egill no tardaría en seguir los pasos de su padre. Tras la muerte del rey del que huyó su familia, este volvió a Noruega supuestamente en son de paz a compartir un gran banquete con el rey Erik Bloodaxe. Tras unos incidentes en el que un sirviente del rey insultó a Egill gravemente, Egill no dudo en restaurar su honor tomando la vida del sirviente, ganándose así la ira del rey, que dedicaría su vida a buscar venganza por tal agravio. Después de idas y venidas por Islandia, northunbria e Inglaterra creando caos, finalmente pudieron dar con Egill. Éste consiguó salvar su vida al escribir uno de los más bellos poemas que aún perduran en las Sagas de Egill.



Hallgerður Höskuldsdóttir:

Aquí tenemos la historia de una “femme-fatale” islandesa. Las sagas la describen como una joven hermosa, alta y de largos cabellos. Su espíritu era fuerte y altivo y por su causa hubo cientos de disputas y desavenencias que duraron décadas. Todas ellas, son hoy en día parte de la historia de Islandia.

A Hallgerður la casaron en contra de su voluntad y su primer marido llegó a maltratarla a raíz de una discusión. En una época donde el honor familiar era lo que prevalecía, su padrastro vengó lo sucedido matando al marido de Hallgerður. Después de esto, se volvió a casar, pero no termina bien tampoco, así que se casa una tercera vez con Gunnar un hombre que conoce en el parlamento islandés, Gunnar desoyó a todos aquellos que le advertían sobre la supuesta maldad que tenía su futura esposa. Quien efectivamente terminó guiándolo a la desgracia.

Fjalla-Eyvindur y Halla:

Del pasado remoto, llegamos a un pasado más reciente. Es sobre el siglo XVIII donde cuenta la leyenda, tuvo lugar la terrible historia de Fjalla y Halla, una pareja de bandidos que terminaron huyendo a las tierras altas de Islandia. Parece que los personajes de la historia existieron y eran reales, pero es imposible determinar si los hechos a los que se asocian eran verídicos.

Fjalla-Eyvindur, más comúnmente conocido como Eyvindur,era un hombre fornido y atlético, educado y afable. Se casó entonces con Hella, una mujer negativa, oscura y que albergaba malos sentimientos. Ambos eran granjeros en el sur de Islandia, pero tuvieron que huir a los fjordos del oeste acusados de robo. Eyvindur le había robado un queso a una mujer vagabunda que lo maldijo y condenó su vida al hurto, pero sin que le pudieran apresar jamás.

Hella uno de los villanos más famosos de la historia de islandia abandonaba a sus bebes


La vida de Eyvindur era, dentro de lo que cabe, de un ladrón de poca monta pero su esposa llevaría una bastante más oscura. Se dice que ahogó a un pequeño que les ayudaba en la granja, por lo que tuvieron que huir a las montañas abandonando a sus propios hijos. Hella quería quemar la granja con los niños dentro, pero Eyvindur la convenció para que no lo hiciera. Ambos seguían su vida de bandidos y les era fácil escapar de las autoridades.

Durante sus andanzas, se dice que Hella tuvo muchos hijos, pero solía asesinarlos en cuanto daba a luz. Excepto por una hija que mató cuando tenía tan solo dos años. A Eyvindur no le agradaba lo que su esposa hacía, pero tampoco hizo nunca nada por deternerla. La muerte de la niña sucedió cuando la policía dio con ellos por sorpresa y Hella, para evitar que la niña le estorbara en su huida, la arrojó por una catarata. Esto lo hizo no sin antes dormirla con una canción de cuna muy famosa que aún permanece en la tradición islandesa: “Sofdu unga ástin mín” o duerme mi pequeña adorada.

Después de vivir más de 20 años como fugitivos de la ley, Eyvindur murió en 1783. A Hella sí lograron apresarla, pero debido a su estado de salud, le permitieron pagar casa por cárcel en una granja del sur de Islandia. Años después, se descubrió el cuerpo de una mujer en las montañas cercanas. Se dice que era el cuerpo de Hella que deseaba escapar para regresar con su ya fallecido amor por última vez.

Johanna, Islandia24
 © Todos los derechos reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario