miércoles, 7 de diciembre de 2016

Diez cosas de Islandia que te sorprenderán en tu primer viaje

    El agua

En Islandia, puedes beber agua del grifo sin problema, rara vez verás a un islandés bebiendo agua embotellada (las ventas de agua embotellada son muy bajas). El agua islandesa es sabrosa y muy sana. Tanto el agua fría como caliente no representan un gran gasto en el hogar. En algunas ocasiones, dependiendo de la zona el país, te podrá llegar un ligero aroma a azufre del agua caliente.

Energía geotérmica

Islandia aprovecha su energía geotérmica de forma que cubre hasta el 70% de las necesidades energéticas a través de esta energía limpia. En el país encontrarás algunas de las plantas geotérmicas más grandes del mundo, entre las cuales destaca la planta de Hellisheiði, la segunda más potente.


Diez cosas de Islandia que te sorprenderán en tu primer viaje

Están al aire libre, ¡sorprendente! Sobre todo para un país con temperaturas tan bajas en invierno, pero podemos asegurarte que no existe nada más placentero que sumergirse en agua a 40º mientras nieva. El agua de las distintas piscinas se encuentra a diferentes temperaturas, todas ellas muy confortables: la piscina para nadar se encuentra a unos 30 grados, y entre 37 y 43 grados en las fuentes termales. Muchos islandeses van a las piscinas públicas tras la jornada laboral para relajarse y otros a nadar, pero como puedes ver, ¡no hay problema si no eres fan de la natación!

No hay trenes

En Islandia no hay trenes. Los principales motivos son la frecuente actividad volcánica, además del gran coste que supondría semejante infraestructura a lo largo del país para una población de solo 330.000 habitantes. Sin embargo, hay en marcha un proyecto de metro que conecta la capital, Reykjvik, con la ciudad donde se encuentra el aeropuerto internacional (Keflavík).

No se puede comprar alcohol en los supermercados islandeses…

… sino que solamente se puede adquirir en tiendas controladas por el estado. Viernes y sábados  el vínbúðin está lleno de gente haciendo cola para comprar vino y cerveza, los domingos cierran. Así que conciénciate porque las horas de apertura son estrictas y una vez que el vínbúðin cierra, solo podrás encontrar alcohol en bares y pubs a un precio mucho más elevado. Cabe destacar que la cerveza estuvo prohibida en Islandia hasta 1989.

Los niños islandeses no creen en Santa Claus…

Diez cosas de Islandia que te sorprenderán en tu primer viaje

… aunque los tienen. Existen trece personajes llamados “los Elfos de la Navidad”.  Actualmente han tomado el rol de “Papá Noel” y hacen regalos a los niños. Durante las trece noches previas a Navidad, los niños islandeses colocan uno de sus zapatos en la ventana, de forma que el elfo de la Navidad de esa noche pueda dejar ahí su pequeño regalo. Originalmente estos elfos eran maliciosos y ladronzuelos.

Los islandeses son los mayores consumidores a nivel mundial de…

Cola, per cápita! Parece que los islandeses son una de las poblaciones más longevas del mundo ¿aun a pesar de tener este reconocimiento? Además de la saludable dieta seguida por los islandeses en estos últimos cincuenta años (pescado, patatas, carne de oveja), comen y beben refrescos y hamburguesas a mansalva, por lo que más de la mitad de la población del país se encuentra por encima de su peso saludable.

Islandia no tiene ejército

Los Estados Unidos, Dinamarca, Noruega y la OTAN firmaron un acuerdo en el que, en caso de conflicto, protegerían Islandia, aunque el país no está totalmente desprovisto de recursos. Islandia dispone de un servicio de guardacostas que responde en caso de ser necesaria la defensa de sus costas y áreas marítimas.


Diez cosas de Islandia que te sorprenderán en tu primer viaje


O mejor dicho, duermen las siestas fuera en sus cochecitos. Así que no te asustes si ves hileras de cochecitos de bebé fuera de las cafeterías y las tiendas, con la madre o el padre echando un ojo desde la ventana.

Todo el mundo es reconocido por su nombre de pila

Las guías recogen los nombres según el primer nombre, no según el apellido. Aunque hables con tu vecino o con el Presidente, llámalo por su nombre de pila. Los apellidos de los islandeses se componen del nombre del padre más el sufijo necesario dependiendo del género de la persona. Un niño que se llame Jón y sea hijo de Harald, se llamará Jón Haraldsson. 

Islandia 24
© Todos los derechos reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario