jueves, 24 de diciembre de 2015

Kertasníkir - Santa Islandés (24 de Diciembre)

La tradición de dar regalos caros en Navidad es relativamente reciente. Sin embargo, en Islandia regalar el 24 de diciembre se remonta a varios siglos atrás. Este es un hecho del que el último muchachito es muy consciente.

Antes de que existiera la electricidad, los niños utilizaban las velas para iluminar la celebración de la Navidad, pero Kertaskínir (el devorador de velas) se comía cualquiera que caía en sus manos. En tiempos pasados las velas eran de sebo (grasa animal), que -aunque no exactamente deliciosa- era, al menos, comestible. Este detalle ha ayudado a mantener a este personajillo vivo en su largo viaje de regreso a las montañas.

En estos días Kertasníkir sigue siendo un ávido coleccionista de velas, pero él tiene que sastisfacer sus necesidades nutricionales mediante otros medios ya que todos sabemos que las velas actuales son de cera.
Kertasníkir - Santa Islandés (24 de Diciembre)

“Las velas siguen teniendo un papel importante en Navidad en Islandia. Una vela se enciende en cada uno de los cuatro domingos anteriores a la Navidad.”

“La vela del Rey es una triple vela hecha de sebo que se hizo en Navidad para representar a los magos o tres reyes magos, que vinieron a rendir homenaje a los dones niño Jesús ofreciéndole oro, incienso y mirra.”

“Mientras que la Navidad comienza oficialmente, durante gran parte del mundo cristiano a la medianoche en la víspera de Navidad, en Islandia comienza con las campanas de la iglesia a las 6 de la tarde del 24 de diciembre. Después de una copiosa cena de típicamente cordero ahumado y/o perdiz”

Juan, Islandia24
Diciembre del 2015

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Ketkrókur - Santa Islandés (23 de Diciembre)

El penúltimo muchachito es definitivamente un carnívoro. La carne es lo que le gusta, de cualquier tipo, y por supuesto mucha cantidad.

Suponía menos esfuerzo para él en el pasado subir al tejado de una casa antigua hecha de césped. Allí, con la ayuda de un gancho largo y sólido, Ketkrókur llegaba a través de la chimenea y robaba pierna de cordero ahumado o cualquier otro producto ahumando que colgaba de las vigas.

También es capaz de llegar más lejos (este hombrecillo dispone de un montón de utensilios para situaciones diferentes) ya que le encanta probar todo lo que está en el fogón.

Ketkrókur - Santa Islandés (23 de Diciembre)

Era y es costumbre comer cordero ahumado en el día de San Þohórlákur, el 23 de diciembre. Sin embargo, ahora posiblemente para frustrar a Ketkrókur, otra tradición se ha vuelto más generalmente aceptada al oeste de Islandia y ya en todo en país, la de comer “skata” (manta raya) en este día que mencionamos anteriormente. Los pescados se cuelgan durante bastante tiempo, hasta la putrefacción, lo que significa que tiene un olor bastante menos que apetitoso. Este plato es decididamente ¡un gusto adquirido!

“San Þohórlákur (Þohórlákur Helgi Þórhallsson) fue obispo en Skálholt a finales del siglo XII y cinco años después de su muerte, fue declarado santo por el Parlamento islandés. Sin embargo, esto no fue reconocido por el Vaticano durante siglos, hasta que el Papa Juan Pablo II visitó el país en 1985, cuando además de Santo, lo nombró patrón de Islandia.”

“La pierna de cordero ahumado es sin duda la pieza favorita de Ketkrókur”

“Para un país de pescadores, las lámparas de aceite de hígado de bacalao fueron durante muchos siglos la forma más barata y práctica de iluminación y el útil del que se ayudaba este gorroncillo carnívoro además de los diversos ganchos"

Juan, Islandia24
Diciembre del 2015

martes, 22 de diciembre de 2015

Gáttaþefur - Santa Islandés (22 de Diciembre)

Desde montañas lejanas Gáttaþefur “el que huele a través de las puertas” consigue oler el primer laufabrauð "pan-hoja" (literalmente) que es cocinado en los días previos a la Navidad.

Él se guía por su refinadísimo y muy desarrollado sentido del olfato incluso con los ojos cerrados hasta la puerta de la cocina tras la cual las delicias de Navidad comienzan a prepararse.

La harina hasta tiempos relativamente recientes fue en gran medida un producto de lujo en Islandia, y por esto era sólo utilizada para elaborar pan y bollería en ocasiones especiales como Navidad.

Gáttaþefur - Santa Islandés (22 de Diciembre)

Una vez que ha olido el rastro hasta llegar a la cocina, la genética intrínseca de Gáttaþefur lo convierten un ladrón compulsivo de tartas, panes y demás por lo que cuando surge la oportunidad nunca la desaprovecha.

“En el pasado, el 22 de Diciembre era conocido como “hlakkandi” (día esperado), porque era a partir de este día cuando los niños comenzaban a anticipar la llegada de la Navidad.”

"Muy ricos olores provienen de la elaboración y fritura de laufabrauð (cuya masa está elaborada a base de harina y agua, aplanada en tortas muy finas y frito a posteriori) “

“Esto se hace generalmente unos días antes de Navidad con todos los miembros de la familia para que estos puedan contribuir a los diseños diversos que mediante cortes en la masa se hace en cada lámina de este riquísimo pan".

“Como es de esperar de tanto uso, este muchachito tiene una nariz grandísima”

Juan, Islandia24
Diciembre 2015

lunes, 21 de diciembre de 2015

Gluggagægir - Santa Islandés (21 de Diciembre)

El Gluggagægir o mirón, según la tradición, es un personaje muy astuto. Él merodea alrededor de las ventanas, fijándose en que nadie le vea.

Él siempre está alerta de la pequeñas chucherías que hay dentro de las casas y lo que pueda robar más tarde, cuando todo el mundo esté metido en la cama, profundamente dormidos.

Si un niño lo descubre mirando hacia adentro, Gluggagaegir pone caras de circunstancia que al pequeño le pueden parecer aterradoras.

Gluggagægir - Santa Islandés (21 de Diciembre)

Este muchachito cree que el intercambio justo no es el robo y por tanto dice que lo que él hace es hurtar, hecho perfectamente aceptable y justificado para él ya que dice que deja regalos en los zapatos a cambio. Podemos estar seguros de que él tiene la culpa de la ausencia de esos pequeños objetos que no encontramos en esta época del año por casa.

"Tal vez tendría que esforzarse mucho más hoy en día para asustar a los niños ya que están muy acostumbrados a monstruos y criaturas por todas las películas, series, juegos y videoconsolas".

"Antigüamente no suponía problema curiosear a través de las ventanas de las casas. Pero ahora con los bloques de apartamentos de varias plantas, Gluggagægir ha tenido que adaptarse a los binoculares"

Juan, Islandia24
Diciembre del 2015

domingo, 20 de diciembre de 2015

Bjúgnakrækir - Santa Islandés (20 de Diciembre)

Hoy tenemos a Bjúgnakrækir, el Santa favorito del equipo que hacemos Islandia24 (hay pocas veces que coincidimos en algo la verdad).

En los viejos tiempos, bjúgu (eran salchichas grandes, aproximadamente de seis veces el tamaño de un perrito caliente) se colgaban de las vigas de las casas fuera del alcance de los gatos, perros y niños.

Aunque Bjúgnakrækir, el ladrón de estas salchichas, tiene avanzada edad sigue siendo lo suficientemente ágil como para subir fácilmente hasta las vigas más altas.

Bjúgnakrækir - Santa Islandés (20 de Diciembre)

Pero en estos días las posibilidades de encontrar algo colgado de las vigas de las casas son más bien escasas. Es más probable que encuentre lo que busca envasado al vacío en la nevera.

Todavía es posible encontrar bjúgu en las tiendas, pero el popular perrito caliente de América está tomando rápidamente su lugar.

"Quién sabe, si en los próximos años Bjúgnakrækir incluso podría ser re-bautizado como "el ladrón de los perritos calientes"

"Es fácil imaginar a Bjúgnakrækir dejarse llevar una vez que come esta salchicha, es decir, que de la alegría haga travesuras"

Adrián, Islandia24
Diciembre del 2015

sábado, 19 de diciembre de 2015

Skyrgámur - Santa Islandés (19 de Diciembre)

Para entender a este otro muchachito, primero deberíamos saber que el “skyr” es un producto de uso diario en Islandia, similar al yogurt pero hecho a partir del leche descremada.

Antiguamente el único sabor era el natural proveniente de cuajar directamente la leche. Pero hoy en día los hay de los más variados sabores de frutas.

Skyrgámur - Santa Islandés (19 de Diciembre)

En general, Skyrgámur ha corrido más suerte que la mayoría de sus hermanos, ya que casi siempre se encontraba un montón de skyr en las granjas islandesas. En estos días la mayoría de los frigoríficos domésticos contendrá skyr de cualquier sabor delicioso como pera, melocotón, fresa…

Skyrgámur es conocido por ser un glotón y come skyr hasta que le revientan las costuras de la ropa.

"Grandes barriles de madera han sido diseñados para la producción de skyr de manera artesana. Todas las granjas que tenian uno o más con skyr en diversas etapas de preparación"

Adrián, Islandia24
Diciembre del 2015

viernes, 18 de diciembre de 2015

Hurðaskellir - Santa Islandés (18 de Diciembre)

Hurðaskellir o lo que es lo mismo, “el que pega portazos”, es un percusionista frustrado, fuerte y bullicioso. Le gusta arrastrarse al amparo de la oscuridad.

Es tan silencioso como un ratón y muy frecuentemente cierra las puertas tan fuerte como puede, sólo por el gusto de hacerlo.
Hurðaskellir - Santa Islandés (18 de Diciembre)

A menudo va de puerta en puerta, golpeando una a tras otra, parándose sólo para disfrutar de los chirridos y crujidos de las viejas bisagras, sin engrasar.

Esto, como puedes imaginar, no es del todo agradable cuando llega la media noche y se despierta la familia que habita la casa donde este granuja hace de las suyas.

Hurðaskellir es el más jovencito de todos los Santas Islandeses y se toma su misión muy en serio. Es uno de los Santas favoritos de los niños islandeses, muchos imitan a su particular héroe (en deprimento de nosotros sus padres...).

“Es uno de los dos únicos hermanos que no están obsesionados meter algo a sus estómagos”

Juan, Islandia24
Diciembre del 2015

jueves, 17 de diciembre de 2015

Askasleikir - Santa Islandés (17 de Diciembre)

Askasleikir, el rebañador de boles, es el último de los que se dedican a este menester.

Su especialidad es el askur, o un bol de madera tradicional islandés, con una tapa con bisagras.

En las antigüas casas islandesas de turba, cada miembro de la familia tenía su askur personal. La tapa ayudaba a mantener la comida caliente y, probablemente, protegía el contenido de las mascotas que había en casa. Pero esta tapa no era suficiente protección contra este gorroncillo. Él se escondía debajo de la cama (en las casas de turba el comedor era a la vez dormitorio cuando llegaba la noche), esperando el momento en que los boles fueran dejados en el suelo después de comer.

Askasleikir - Santa Islandés (17 de Diciembre)

Entonces, cuando los miembros de la familia estaban distraídos, les arrebataba a escondidas los boles y los lamía hasta pulirlos. ¿Cómo se las arreglará hoy en día cuando los únicos askur se encuentran expuestos en los principales museos del país?

“Las casas con tejado de turba-césped tienden a ser pequeñas y apretadas en su interior. Esto dice mucho del talento de Askasleikir para esconderse ya que podía entrar y salir sin ser detectado "

"Los artesanos prestaron gran atención al detalle en la construcción de un askur. Cada uno es único y, a menudo personalizado con un nombre o iniciales, junto con la fecha en que se hizo"

Adrián, Islandia24
Diciembre del 2015

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Pottaskefill - Santa Islandés (16 de Diciembre)

¡Qué bien que estos muchachitos vienen diariamente durante las Navidades ya que esto hace que los islandeses apenas limpien los platos!

Este personaje llamado Pottaskefill o “el que lame las ollas” se dedica a lamer los restos de los lados y del fondo de las mismas y sobre todo es especialista en rebañar los restos endurecidos de comida que se acumulan alrededor del borde.

Pottaskefill - Santa Islandés (16 de Diciembre)

Sin embargo, si la olla que encuentra está parcialmente llena, no dudará ni un segundo en engullir su contenido ávidamente hasta que se sacie.

"En ciertas partes del país se dice que los muchachos de la navidad no llegan a través de las montañas, sino por mar."

Juan, Islandia24
Diciembre del 2015

martes, 15 de diciembre de 2015

Þvörusleikir - Santa Islandés (15 de Diciembre)

Mientras dicen que los ricos nacieron con una cuchara de plata en sus bocas, este personajillo definitivamente lo hizo con una cuchara de madera. Su única intención en la vida es merodear en las cocinas a oscuras esperando chupar las cucharas que las personas se olvidan después de hornear algún pastel (sobre todo si es de chocolate).

Þvörusleikir las coge ágilmente y se las lleva a su escondite para lamerlas hasta dejarlas más limpias que la patena.
Þvörusleikir - Santa Islandés (15 de Diciembre)

Cualquiera que haya hecho algún pastel con niños se dará cuenta de que las cucharas de madera no duran sucias mucho tiempo y precisamente esta este muchacho que es el cabeza de turco ideal a quién echar toda la culpa.

Por favor, el 15 de diciembre hacedle un favor y no lavéis las cucharas ya que Þvörusleikir es muy agradecido por este singular detalle por vuestra parte que simplemente le ayudará a nutrir su cuerpo enflaquecido.

“En las cocinas de las casas antigüas en Islandia (las típicas que tienen el tejado de turba), debido a la escasez de madera a lo largo y ancho del país, el estiércol de vaca es utilizado como combustible”

“Después de varios siglos lamiendo cucharas, Þvörusleikir posee una lengua atlética y ágil”

“En Islandia hace siglos, las cucharas se tallaban a partir de cuernos de ganado y estas se guardaban en preciosas cajas talladas con mucho gusto y paciencia”

Adrián, Islandia24
Diciembre del 2015

domingo, 13 de diciembre de 2015

Stúfur - Santa Islandés (14 de Diciembre)

El más joven de la camada, o también conocido como “el pequeñito”, es el tercero en llegar, aunque en realidad es el primero que partió.

Sus piernas son tan cortas y la nieve es tan profunda que le lleva mucho más tiempo y esfuerzo que a sus hermanos bajar de las montañas. Es muy sensible sobre su altura, o mejor dicho a su falta de ella, ya que es un poco cruel ser el más pequeño de los miembros de una familia de troles.

Stúfur - Santa Islandés (14 de Diciembre)

Es imposible verlo durante la madrugada del día que nos visita ya que su tamaño lo convierte en un experto clandestino. Pero la aparición de los regalos a la mañana siguiente es la prueba de que él ha estado allí.

Es otro gorrón y curiosea en la cocina para raspar todo lo que puede de las cacerolas que por algún motivo tienen restos de comida después de que las hayan lavado.

“Para Stúfur caminar con sus piernas cortas en la nieve blanda es una auténtica pesadilla”

“Su altura no supera los 85cm con zapatos”

“Los niños deben saber que si ponen sus zapatos en una ventana alta, deberían poner una caja de zapatos o una silla bajo la misma para que Stúfur pueda alcanzar a dejar su regalo”.

Este es el tercer trol de navidad islandés que publicamos en Islandia24 de los 13 que hay. Iremos dejando todos y cada uno de ellos en la barra lateral derecha de la página para quien quiera curiosear con los ya publicados.

Adrián, Islandia24
Diciembre del 2015
©2015 Todos los derechos reservados

Giljagaur - Santa Islandés (13 de Diciembre)

Seguimos publicando día a día cada uno de los 13 Santas Islandeses (Jólasveinar).

En segundo lugar en la lista de los muchachitos navideños de la Navidad Islandesa se encuentra un muchacho sediento, es Giljagaur, un bobo quebrado. En los viejos tiempos, este carácter decididamente difícil viajaba a través profundos barrancos y cañadas oscuras, acechando furtivamente a los viandantes durante su viaje hasta que llega a una granja.

Allí se colaba a gatas en los establos donde se escondía entre las partes bajas de los animales aprovechando hasta que estuvieran distraídos.

Giljagaur - Santa Islandés (13 de Diciembre)
Entonces él se abalanza sobre el cubo de leche, en primer lugar saborea la espuma cremosa en la parte superior, su parte favorita, antes de saciar su sed con la leche templadita recién ordeñada.

Hoy en día no encuentra atractivo por la la leche desnatada o en polvo que se encuentra en las mayoría de las cocinas modernas, pero esto es un caso de conformarse o simplemente prescindir de ello.

“Algunas granjas en la antigüedad, sólo las privilegiadas, tenían los establos en la parte baja de la vivienda. El calor de los animales ascendía hasta el suelo de la plata de la vivienda actuando como una forma primitiva de calefacción central, con un agradable calor animal y sin duda, el olor amargo característico”

“Cada antigua granja estaba equipada con contenedores de madera de varios tamaños con el fin de procesar la leche derivados; queso, skyr (esto es un tipo de yogur), etc... que eran una fuente vital de nutrición en el pasado de Islandia”.

Juan, Islandia24
Diciembre del 2015