miércoles, 23 de diciembre de 2015

Ketkrókur - Santa Islandés (23 de Diciembre)

El penúltimo muchachito es definitivamente un carnívoro. La carne es lo que le gusta, de cualquier tipo, y por supuesto mucha cantidad.

Suponía menos esfuerzo para él en el pasado subir al tejado de una casa antigua hecha de césped. Allí, con la ayuda de un gancho largo y sólido, Ketkrókur llegaba a través de la chimenea y robaba pierna de cordero ahumado o cualquier otro producto ahumando que colgaba de las vigas.

También es capaz de llegar más lejos (este hombrecillo dispone de un montón de utensilios para situaciones diferentes) ya que le encanta probar todo lo que está en el fogón.

Ketkrókur - Santa Islandés (23 de Diciembre)

Era y es costumbre comer cordero ahumado en el día de San Þohórlákur, el 23 de diciembre. Sin embargo, ahora posiblemente para frustrar a Ketkrókur, otra tradición se ha vuelto más generalmente aceptada al oeste de Islandia y ya en todo en país, la de comer “skata” (manta raya) en este día que mencionamos anteriormente. Los pescados se cuelgan durante bastante tiempo, hasta la putrefacción, lo que significa que tiene un olor bastante menos que apetitoso. Este plato es decididamente ¡un gusto adquirido!

“San Þohórlákur (Þohórlákur Helgi Þórhallsson) fue obispo en Skálholt a finales del siglo XII y cinco años después de su muerte, fue declarado santo por el Parlamento islandés. Sin embargo, esto no fue reconocido por el Vaticano durante siglos, hasta que el Papa Juan Pablo II visitó el país en 1985, cuando además de Santo, lo nombró patrón de Islandia.”

“La pierna de cordero ahumado es sin duda la pieza favorita de Ketkrókur”

“Para un país de pescadores, las lámparas de aceite de hígado de bacalao fueron durante muchos siglos la forma más barata y práctica de iluminación y el útil del que se ayudaba este gorroncillo carnívoro además de los diversos ganchos"

Juan, Islandia24
Diciembre del 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario