jueves, 24 de diciembre de 2015

Kertasníkir - Santa Islandés (24 de Diciembre)

La tradición de dar regalos caros en Navidad es relativamente reciente. Sin embargo, en Islandia regalar el 24 de diciembre se remonta a varios siglos atrás. Este es un hecho del que el último muchachito es muy consciente.

Antes de que existiera la electricidad, los niños utilizaban las velas para iluminar la celebración de la Navidad, pero Kertaskínir (el devorador de velas) se comía cualquiera que caía en sus manos. En tiempos pasados las velas eran de sebo (grasa animal), que -aunque no exactamente deliciosa- era, al menos, comestible. Este detalle ha ayudado a mantener a este personajillo vivo en su largo viaje de regreso a las montañas.

En estos días Kertasníkir sigue siendo un ávido coleccionista de velas, pero él tiene que sastisfacer sus necesidades nutricionales mediante otros medios ya que todos sabemos que las velas actuales son de cera.
Kertasníkir - Santa Islandés (24 de Diciembre)

“Las velas siguen teniendo un papel importante en Navidad en Islandia. Una vela se enciende en cada uno de los cuatro domingos anteriores a la Navidad.”

“La vela del Rey es una triple vela hecha de sebo que se hizo en Navidad para representar a los magos o tres reyes magos, que vinieron a rendir homenaje a los dones niño Jesús ofreciéndole oro, incienso y mirra.”

“Mientras que la Navidad comienza oficialmente, durante gran parte del mundo cristiano a la medianoche en la víspera de Navidad, en Islandia comienza con las campanas de la iglesia a las 6 de la tarde del 24 de diciembre. Después de una copiosa cena de típicamente cordero ahumado y/o perdiz”

Juan, Islandia24
Diciembre del 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario