martes, 22 de diciembre de 2015

Gáttaþefur - Santa Islandés (22 de Diciembre)

Desde montañas lejanas Gáttaþefur “el que huele a través de las puertas” consigue oler el primer laufabrauð "pan-hoja" (literalmente) que es cocinado en los días previos a la Navidad.

Él se guía por su refinadísimo y muy desarrollado sentido del olfato incluso con los ojos cerrados hasta la puerta de la cocina tras la cual las delicias de Navidad comienzan a prepararse.

La harina hasta tiempos relativamente recientes fue en gran medida un producto de lujo en Islandia, y por esto era sólo utilizada para elaborar pan y bollería en ocasiones especiales como Navidad.

Gáttaþefur - Santa Islandés (22 de Diciembre)

Una vez que ha olido el rastro hasta llegar a la cocina, la genética intrínseca de Gáttaþefur lo convierten un ladrón compulsivo de tartas, panes y demás por lo que cuando surge la oportunidad nunca la desaprovecha.

“En el pasado, el 22 de Diciembre era conocido como “hlakkandi” (día esperado), porque era a partir de este día cuando los niños comenzaban a anticipar la llegada de la Navidad.”

"Muy ricos olores provienen de la elaboración y fritura de laufabrauð (cuya masa está elaborada a base de harina y agua, aplanada en tortas muy finas y frito a posteriori) “

“Esto se hace generalmente unos días antes de Navidad con todos los miembros de la familia para que estos puedan contribuir a los diseños diversos que mediante cortes en la masa se hace en cada lámina de este riquísimo pan".

“Como es de esperar de tanto uso, este muchachito tiene una nariz grandísima”

Juan, Islandia24
Diciembre 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario