martes, 21 de octubre de 2014

Diario de Viaje en Islandia - Día 9 - Fiordos del Oeste, Dynjandi y el mal tiempo

El día bajón del viaje gracias al tiempo. Mira que lo vimos en las previsiones pero aun así fuimos a los fiordos. Los fiordos del oeste es un lugar donde las distancias son largas de un punto a otro y las carreteras están en pésimo estado. A eso le sumas fuerte viento y lluvia y te fastidia la jornada. Si con buen tiempo se puede tardar una hora larga en hacer 60km, imaginaos. Prácticamente no se podía salir del coche y aquello parecía Hraftinusker bajo el huracán. De todos modos el día nos regaló joyas y lo poco compensa el pseudo-encierro.

Por la mañana di un paseo por la zona pantanosa de Reykholar y estuvimos en una piscina geotermal a la orilla del mar. La famosa (Hellulaug) estaba ocupada por turistas con cervezas. Esa piscina si la pillas sin gente es una auténtica experiencia. Fuimos a otra cercana en Flokalundur en la que pudimos disfrutar solos y el paisaje también era muy bonito a la orilla del mar.

Fiordos del Oeste, Dynjandi

El tiempo nos dejó ver el famoso naufragio de la playa pero nos impidió hacer la ruta por los acantilados, por mucho que quisiéramos era imposible por la niebla, el viento y una lluvia a lo bestia. Vimos en las predicciones que más al norte hacia mejor tiempo y hacía allí fuimos, pasando por un pueblo pesquero para estirar las piernas.

Fiordos del Oeste, Dynjandi

El punto fuerte, camino al norte, fue la cascada de Dynjandi de 100 metros de altura. Es de las más chulas que hemos visto gracias a que puedes acercarte hasta la base y prácticamente estábamos solos. En el video sale una parte en donde se ve la magnitud de la cascada.

Fiordos del Oeste, Dynjandi

Al final el tiempo dio tregua y pudimos ver un atardecer precioso con los fiordos de fondo, las ovejitas y los patos además de cruzar al paralelo 66º.

Fiordos del Oeste, Dynjandi

Mi consejo “A posteriori” es que si veis en las previsiones mal tiempo no vayáis a los fiordos. Haga bueno o malo se traga mucho coche y si encima el mal tiempo no te deja ver el entorno es un poco desquiciante ya que si estas cerca de la carretera numero 1 puedes coger el coche y en un momento huir del mal tiempo, en los fiordos del oeste eso es imposible ya que las carreteras son una auténtica huevera.

Dormimos en Isafjordur en un camping muy apañado a la entrada del pueblo. El pueblo en sí tenía poco la verdad.

Autor: Daniel Daniel Aniorte Martinez
Editor: Juan, Islandia24
© 2014 por Islandia24, Octubre del 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario