martes, 18 de febrero de 2014

7 Secretos para Viajar a Islandia

En Islandia hay un gran debate en este momento sobre de cómo hacer frente al cada vez mayor número de turistas de una manera sostenible. Hay algunas cosas que esta nación tiene que mejorar: como la infraestructura, las condiciones de las carreteras principales, el acceso a los servicios, el número de WC públicos incluso la mejora del servicio al viajero por nombrar unos cuantos.


Pero también es cierto que tú como visitante/viajero/turista puedes también hacer algo. 
Estamos todos muy ocupados discutiendo lo que debemos mejorar desde dentro sin incluir realmente al viajero en la conversación...


Como viajero trato de siempre de leer y conocer el país al que voy antes del viaje, pero a veces puede resultar muy difícil saber cual es la mejor forma de moverse en un nuevo país. Y para que sea más fácil para tí como viajero, he reunido estos siete secretos para ser un “buen viajero” basado en cosas que he ido oyendo en diferentes entrevistas y conversaciones en mis viajes alrededor de la isla este verano.

1. Atrévete a ser diferente

Islandia es un lugar impresionante y no tienes que hacer sí o sí el popular Círculo de Oro o la costa sur para experimentar la esencia de la isla del fuego y del hielo. La razón por la que todo el mundo está tan concentrado en el sur de Islandia no es porque es más bonito o sorprendente que otras zonas de Islandia, sino simplemente porque se ha comercializado mejor.


Ojo, y esto lo digo para los que les guste el tumulto en verano, no estoy diciendo que no debes visitar la costa sur, que es espectacular, lo que digo es que también son espectaculares otras muchas zonas en Islandia. No te sientas como si no hubieras estado en Islandia sólo porque no visitaste Gullfoss o Geysir. Personalmente la mejor parte para viajar son para mí aquellas zonas menos transitadas precisamente por el simple hecho de que son menos transitadas. ¡Viajar a Islandia puede ser una verdadera aventura!

2. Compra productos locales

Intenta siempre que puedas comprar productos locales y usar empresas de viajes, de alquiler de vehículos y guías locales . De esta forma el turismo es más sostenible ya que dejas tu dinero en el lugar que estás visitando. En lugar de comprar un par de jerseys de lana Islandesa en una tienda para turistas, comprarlos directamente de la persona que lo hace o de alguno de los mercados locales donde los ganaderos de la zona venden los que tejen ellos mismos como por ejemplo el Farmers Market Ljómalind en Borgarnes.


Ljómalind, por cierto, es un concepto genial donde todos los productos son hechos por gente de la zona y la calidad de los productos y su autentificación está en manos de un comité de selección que con una criba exigente no cualquier producto sale a la venta. 

Invierte en una buena comida atóctona si en un pueblo recóndito encuentras un pequeño restaurante con encanto en lugar de comprar durante todo tu viaje en Bónus (el supermercado del cerdito) enlatados de quién sabe donde con sabor a conservantes.

Yo sé que cuesta un poco más pero consumiendo en restaurantes ayudarás a asegurarse al local el sustento y además te asegurarás que la próxima vez que pases por alli (y se te haya olvidado parar en Bónus) haya un restaurante disponible en ese preciso lugar.

3. Usa sólo servicios de empresas con la autorización correspondiente

Hay un problema creciente en el sector turístico en Islandia y es que personas e incluso empresas que no cuentan con las licencias y seguros necesarios están vendiendo viajes, ofreciendo alojamiento, transportanto pasajeros y alquilando todo tipo de vehículos.

Este es un problema por muchas razones, el principal, es que son totalmente ilegales y después si estas licencias están ahí son para protejer al consumidor. Además, si una empresa no cuenta con la concesión de estas licencias por parte de la autoridad gubernamental correspondiente, es muy posible que también estén siendo ilegales con el fisco y no estén pagando los impuestos correspondientes a su actividad con lo que flaco favor harían por conservar y hacer más fuerte el sistema socio económico de Islandia.


Por no hablar de no contrubuir al mantenimiento, conservación y mejora de la infraestuctura que a su vez les permite realizar esta actividad. 

Cuidado pues con los piratas sin parche,  ya que no sólo tú puedes ser el primer perjudicado sino todo el sistema de profesionales que se ganan la vida con esto de manera honrada.



Si no estás seguro de si la empresa a la que estás contratando un viaje, excursión, vehículo, etc tiene licencia o no, puedes seguir estos enlaces para obtener información acerca de ese alojamiento, agencias de viajes y tour operador etc..
. También puede ser bueno simplemente pedir a la empresa que te muestre sus licencias (muchas veces están visibles en sus instalaciones), ya que de no tenerlas sería una forma de hacer presión sobre ellos para que bien las obtengan o bien dejen de hacer una actividad ilegal. Es mejor viajar a Islandia con la seguridad de forma segura.


4. Cortar los intermediarios

Bien, este punto puede ser un poco complicado porque en el sector turístico, básicamente un ecosistema propiamente dicho, y en cada parte de esta industria hay un eslabón que es capaz de proporcionar empleo, pagando impuestos y contribuyendo así la sociedad de alguna manera, pero aun así quiero liberar esta reflexión.

Y pongo un ejemplo a ver si logro explicarme; digamos que tú tienes un pequeño hostal, donde junto con un empleado o máximo dos, ofreces de manera meticulosa un servicio de calidad a un precio justo. Entonces viene una gran agencia de viajes a la que no sólo le das comisión cuando venden el servicio (actividad hasta ahí lícita e importantísima en la cadena) sino que también esta agencia presiona y ejecuta ciertas maniobras hacia el propietario para bajar el precio aún más y luego vende el producto a un precio más alto que el que tú has puesto a cada habitación de esa casa, que es tu casa (esto se llamaría en castellano "especular").


Como cliente terminarías pagando más y la el hostal recibe menos. ¿Es esto justo?

 Ojo, y dicho sea de paso que ninguna agencia se sienta ofendida, no estoy diciendo que no debas usar las agencias de viajes, ya que son un eslabón importante en la cadena y, a menudo también proporcionan un servicio de calidad y permiten a ese hostal estar en el escaparate al alcance de miles de personas ("valor añadido"), pero a veces, sólo a veces si fuera posible, trata apoyar al pequeño empresario, al local que es el que realmente hace el trabajo.


5. No conduzcas fuera de carreteras y caminos designados 

Una de las razones de que Islandia sea tan impresionante y bella es el hecho de que es una isla relativamente joven con una inmensidad de paisaje volcánico y unas condiciones meteorológicas muy adversas de vez en cuando.

La vegetación aquí es realmente frágil en muchos lugares y en muchos casos se ha puesto mucho esfuerzo en simplemente mantener lo poco que crece con vida. Si condujeras fuera de carreteras y caminos designados a circular con un vehículo a motor, el riesgo de provocar un daño permanente e irreparable en un ecosistema ya frágil es del 100%.


Ale! Echa un vistazo a este folleto realizado por la Agencia de Medio Ambiente de Islandia sobre la conducción off-road y por favor atiende a sus indicaciones.

6. A ver cómo lo digo... "No hacer pis en cualquier lado"

Me siento incluso un poco ridículo por poner esto aquí, pero al parecer ha sido un problema el pasado verano así que creo que debo mencionarlo. Es probable que si ya has estado en Islandia no lo hayas notado porque obviamente los habitantes de la zona no quieren "caquitas" a su alrededor y se apuran por solucionar el problema con sus propias manos... ¿se te está revolviendo el estómago?

A mí también cuando me contaban interesantes y muy desagradables historias al respecto. 

Por favor si viajas a Islandia (o a cualquier lugar) utiliza los WC... creo que he dicho suficiente.



7. Escucha los consejos de las personas locales 



¿Sabes cuántas veces he leído sobre los viajeros que se meten en problemas, o peor aún, acaban heridos o incluso mueren porque no escuchan los consejos de un local?

Sinceramente más de lo que me hubiera gustado. 

No importa lo mucho que hayas viajado, a Islandia o a otros lugares, la gente que vive en la zona siempre va a saber más sobre las condiciones del camino, el clima y las circunstancias especiales que se suceden en cada momento que tú, aunque te fastidie reconocerlo o incluso aunque seas un "sabelotodo".


A pesar de que Islandia cuenta con equipos de protección civil bien preparados, no hay razón para arriesgar tu vida o la de tus compañeros de viaje con operaciones de rescate innecesarias (y carísimas por cierto) que podrían haberse evitado fácilmente.

Adrián, Islandia24
Febrero del 2014
©2014 Todos los derechos reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario