miércoles, 8 de mayo de 2013

Islandia pretende bloquear la pornografía en la red

Cualquiera, sobre todo los niños, puede encender un ordenador, abrir el navegador por defecto y escribir alguna palabra, como "porno".

Para las autoridades de Islandia y algunos ciudadanos de esa nación, esto es el inicio de distorsiones mentales que podrían conducir hasta las violaciones. Por eso, el Gobierno ha discutido la posibilidad de bloquear contenido pornográfico en internet, lo que ha sido criticado por algunos sectores que consideran que la iniciativa es una censura y atenta contra la libertad de expresión. "¿Si la pornografía es libertad de expresión? No lo creo. El material que se puede encontrar en internet es violento y hay que prevenir, sobre todo a los niños, de acceder a éste", señaló Halla Gunnarsdóttir, consejera política del Ministro de Interiores islandés, Ögmundur Jónasson.

Ministro del Interior Ögmundur Jónasson.
Halla -en Islandia es normal dirigirse a cualquier persona por su primer nombre- es una de las impulsoras de esta discusión. La idea fue tomada en otoño de 2012, cuando sectores de la sociedad, como educadores y trabajadores sociales, pero también policías e investigadores, pidieron audiencia al Gobierno para buscar prevención contra los materiales que se encuentran en internet. "Estas personas estaban muy preocupadas de la exposición que tienen los niños con el internet. Los niños ven algo así y van y lo comparten con sus amigos de la escuela sin inhibiciones, escenificando a veces las imágenes que ven ahí", añadió Halla.

Éste es sólo el último paso que han tomado las autoridades para tratar de erradicar en el progresista país la lucrativa industria del entretenimiento sexual. Desde 2009, se castiga con multas y cárcel a aquellos que empleen, trasladen y protejan a prostitutas, quienes son vistas como víctimas. Mientras que, en 2010, los clubes de table dance fueron erradicados.


Ahora la idea es eliminar la pornografía de internet. En las pantallas de las computadoras no hay sexo moderado, sino escenas brutales y degradantes, sobre todo para las mujeres, dijo Halla. Prohibir no es el mejor camino -lo saben Halla y los expertos-, pues las cosas siempre encuentran una forma de salir. Pero alejar esta violencia de internet sería como impedirle la entrada a un vendedor de heroína al patio de la escuela.

Sin embargo, otro sector de la sociedad ve esta iniciativa como una censura. "No tenemos que proteger a nuestros niños con filtros del Estado, sino que los padres tenemos que saber cómo educar a nuestros hijos con las computadoras y con temas como la pornografía", refutó Birgitta Jonsdottir, una parlamentaria islandesa miembro del Partido de los Piratas y vocera de la Iniciativa Internacional para los Medios de Información Modernos. "El derecho de ver el mundo como es, es fundamental para los principios y funciones de una democracia, y debe ser protegido a toda costa", señala una carta que redactó la Iniciativa al Ministro Ögmundur.

En su cruzada contra la industria del entretenimiento sexual, Islandia, uno de los países más abiertos y progresistas del mundo, enfrenta la paradoja de estar a la par de Arabia Saudí, reino donde también está prohibida la prostitución y la pornografía, pero donde además las mujeres no pueden conducir autos ni votar libremente y siempre necesitan la tutoría de un hombre. El combate de la pornografía en la red se convirtió en una de las banderas del Gobierno izquierdista saliente de Islandia, pero es un tema que sus impulsores esperan mantener en la agenda cuando entre en funciones el recién electo Gobierno conservador.

Islandia24
Mayo del 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario